ANIVERSARIO

Los Hermanos Maristas celebran sus 200 años

El colegio descubrió una placa en el patio con el lema "Amad a los niños"

El alcalde, Jesús Vázquez, y el obispo, Leonardo Lemos, descubrieron la placa conmemorativa.
El alcalde, Jesús Vázquez, y el obispo, Leonardo Lemos, descubrieron la placa conmemorativa.
Los Hermanos Maristas celebran sus 200 años

Durante todo el año, el colegio Maristas de Ourense ha enfocado las actividades del programa educativo bajo la premisa de "200 y +, vive el sueño". El sueño de San Marcelino Champagnat, que comenzaba en 1817 con la fundación de los Hermanos Maristas.

El centro escolar quiso rendir su particular homenaje al fundador de la hermandad, de manera oficial, con un acto simbólico, ayer, en el patio del colegio. Tras la eucaristía presidida por el obispo de Ourense, Leonardo Lemos, el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, y el prelado destapaban una placa en la que reza: "Amad a los niños".

"En esta frase se resume la filosofía educativa de los Maristas. Con esta expresión, Marcelino Champagnat definía sus principios: que para educar hay que amar. Y creemos que este paradigma está más vigente que nunca", comenta Fernando Ampudia, director del centro educativo.

Al acto asistieron en torno a unas 350 personas, entre alumnos y familiares. "Nuestra intención era abrir el colegio a la ciudad", comenta el director. Precisamente, el alcade agradeció la labor educativa de la institución marista durante sus 108 años de historia en Ourense, en su empeño por "formar hombres y mujeres libres que se impliquen en la creación de una ciudad más justa y solidaria".

Tras este acto simbólico se celebró un cóctel, amenizado por la música clásica del grupo del Conservatorio Profesional "Cantiga".