HEMEROTECA

La historia del primer Día da Bici

El Día da Bici celebró su primera edición en el año 1983. Sus orígenes se remontan a un grupo de amigos del Club Ciclista de Ourense movidos por la filosofía de reividicar el uso de este medio de transporte

El primer Día da Bici, en la portada de La Región, en 1983.
El primer Día da Bici, en la portada de La Región, en 1983.
La historia del primer Día da Bici

Corría el año 1983 cuando se celebró por primera vez el Día da Bici. Reinaba el frío en el ambiente la mañana del 10 de enero, fecha escogida para el inédito desfile de bicicletas. Sin embargo, el mal tiempo no fue impedimento para que medio millar de ciclistas tomaran las calles de la ciudad. En La Región pudo leerse que la mayoría de los que sacaron su bicicleta de casa eran jóvenes de entre diez y quince años.

El germen inicial, que con el paso de los años se iría consolidando hasta alcanzar las 33 ediciones que se cumplirán mañana, surgió del Club Ciclista de Ourense. Emilio Fernández Sotelo fue uno de los organizadores del evento: "Junto con Ángel Cid, Carlos Moure, 'los Migueles' y algunos más nos embarcamos juntos en este proyecto unidos por nuestra pasión por el ciclismo". Todo empezó con un viaje. "Ángel llegó un día no recuerdo de dónde, y me contó que allí celebraban una jornada en la que la gente salía a la calle en bicicleta", explica Fernández. La idea se hizo realidad gracias "al apoyo de la Deputación que aportó una cantidad inicial de dinero para que unos cuantos del Club pudiéramos organizar esta jornada", relata Emilio Fernández.

"Para motivar a la gente participante se nos ocurrió regalar unas gorras y unas bolsitas con una botella de agua y aperitivos. Con el sucesivo paso de los años, aquello fue creciendo, cada vez había más ambiente y empezamos a sortear unas bicis", detalla.

Conversar con Emilio es tener el lujo de compartir, aunque solo sea por unos instantes, su manera de vivir el ciclismo, el cariño con el que recuerda sus primeras bicicletas, su afán por atesorar bicis únicas, su gusto por salir con sus amigos y sumar kilómetros, sus ideales de la necesidad de una cultura de la bicicleta, en definitiva todo aquello que lo hace vibrar.

Tras cuatro años desde aquella primera edición de enero de enero del año 1983, Emilio, siguiendo sus "principios", abandonó la organización pero nunca lo dejó del todo. Carlos Moure le cogería el relevo: "Desde los inicios, la filosofía que nos acompañó fue la de reivindicar una manifestación en favor de la bicicleta, ahora con el notable incremento de personas que la usan nos centramos más en la seguridad".

Mañana, la 33ª edición de la prueba Día da Bici + Deporte La Región arrancára a las 12,00 horas de Alameda do Concello y tendrá un recorrido de 10 kilómetros, pensado para que los niños y adultos puedan disfrutar de la ciudad.