EN LA CIUDAD

La huella de los vándalos: en el Archivo y en la Catedral

La burocracia ralentiza la limpieza del muro del antiguo Palacio Episcopal, Bien de Interés Cultural

La huella de los vándalos: en el Archivo y en la Catedral

La escultura del siglo XII de la fachada de Platerías en la Catedral de Santiago que hace unos días los vándalos pintaron de azul emulando a uno de los miembros de la banda de rock Kiss, aún amanece con restos de pigmento tras un caro y meticuloso proceso de limpieza contra el atentado patrimonial que en Ourense tiene réplicas "regulares" en un edificio que, casualmente, data de la misma época. El muro de la sede del Archivo Histórico Provincial, en la rúa Hernán Cortés, luce desde el mes de junio una pintada verde y rosa fucsia en la piedra que albergó el Palacio Episcopal durante el siglo XII. Es Monumento Histórico Artístico desde 1931, Bien de Interés Cultural, ejemplo destacado del románico civil de la Península y, ahora, víctima de las pintadas. Según indican desde el Archivo, la Consellería de Cultura se encuentra "tramitando" la eliminación de los grafitis, que dañan la piedra desde hace casi dos meses. En el mismo muro, luce otra pintada en negro en la que se lee "Rara Avis", visiblemente más antigua. No es el único Bien de Interés Cultural dañado en Ourense. A 140 metros del edificio que alberga importantes documentos de la historia de Ourense, el máximo exponente patrimonial de la ciudad–la Catedral–, también luce pintadas en su fachada.

"A Consellería de Cultura está a espera de presuposto de empresas de limpeza, aínda non sabemos nada", indican desde el Archivo Histórico, que tras el atentado en Platerías ha decidido recordar el caso ourensano en las redes sociales, donde las asociaciones en defensa del patrimonio achacan el problema a una falta de "educación" y "cultura".


"Un problema cultural"


Andrea Fernández, vicedirectora de la Escola Superior de Conservación e Restauración de Bens Culturais de Galicia, situada en Pontevedra y la única que oferta este tipo de estudios en la Comunidad Autónoma, achaca el problema a una "falta de amor por el patrimonio" y un problema "muy grave" que "no es culpa de las nuevas generaciones", destacando la "importante" labor de la "divulgación" patrimonial. Sobre el coste estimado de eliminación de las pintadas, la experta alude a la "valoración" de diferentes factores que incrementarían el presupuesto. "Si la piedra es más antigua, la extensión, los materiales..."

El presidente de la Asociación de Patrimonio Galego, Carlos Henrique Fernández, cree que el problema es "cultural" y de "falta de valoración polo que é público", aludiendo al "descoñecemento" de lo que supone una pintada efímera como esta, que no lo es tanto. 


"Calquera ferida na pedra antiga é irreversible"


A pesar de una minuciosa técnica de láser para eliminar la pintada en la Catedral de Santiago, los pigmentos azules aún son visibles. Lo mismo puede ocurrir en el muro dañado del Archivo Histórico Provincial. "Calquera ferida na pedra  é irreversible. O custe de limpeza, coas mínimas garantías necesarias para non danar a pedra, pode ser, como mínimo de 2000 euros", explica el presidente de la Asociación de Patrimonio Galego. "Ademáis, terá que haber un especialista que controle a limpeza, non se trata so da contratación duns operarios", añade.