SANIDAD

El CHUO tendrá la primera azotea terapéutica de Europa

El nuevo edificio hospitalario recibe 1,5 millones para su adaptación y mobiliario para pacientes 

El CHUO tendrá la primera azotea terapéutica de Europa

El nuevo edificio de hospitalización del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) recibirá una inversión de 1.498.202 euros para la adquisición de mobiliario y para convertir la azotea en una zona de uso terapéutico, con la intención de convertirlo en el primer hospital de Europa con una cubierta de estas características. Así lo recoge el Diario Oficial de la Unión Europea, que publicaba el pasado martes el anuncio de la Dirección de Recursosconómicos del Sergas sobre la adquisición de mobiliario para las nuevas instalaciones -que contarán con una capacidad máxima de 494 camas-, por la vía de procedimiento abierto multicriterio.

De esta forma, la azotea del edificio tendrá una finalidad terapéutica, en la que se desarrollarán distintos proyectos y programas asistenciales, que se beneficiarán del trabajo al aire libre en un espacio integrado en el complejo "pero libre del contorno, a veces hostil, de un centro sanitario", según explicaron desde el CHUO. Hasta ahora, la cubierta funciona como un espacio residual. Para este fin el presupuesto es de casi 200.000 euros.

La previsión es que este innovador espacio incluya instalaciones de huertos terapéuticos, áreas biosaludables, ajardinamiento horizontal y vertical y áreas con utilidades asistenciales, tanto individuales como en grupo. También habrá espacio para proyectos de investigación de los servicios de Rehabilitación, Neurología, Psiquiatría, Endocrinología y Reumatología, así como iniciativas de educación para la salud. Para este cometido, la gerencia del área de Ourense contempla implicar a asociaciones de pacientes y colectivos sociales con interés sanitario.

Por otra parte, los equipamientos de hospitalización, camas y sillones para los pacientes completarán la reciente adjudicación de diversos lotes de equipos electromédicos y de mobiliario para las unidades de hospitalización experimental o ecógrafos portátiles, entre otros, que se ha realizado por un importe de 626.000 euros.