TIROTEO CHUO

Los implicados en el tiroteo del CHUO: "Nos llevamos mejor que nunca, somos familia"

La sangre gitana tira mucho. Los Gabarri y los Montoya estuvieron enfrentados por culpa de dos chicos con "la cabeza un poco desmadrada", aunque ya son una piña. La próxima boda de uno de ellos escenificará la paz entre vítores. 

Los implicados en el tiroteo del CHUO: "Nos llevamos mejor que nunca, somos familia"

Miqueas Gabarri, uno de los acusados, se va a casar en breve. Será la primera boda que una de nuevo en un festejo con excesos a los suyos con el clan Montoya desde el tiroteo de mayo de 2016. "Toda la familia de Eduardo está invitada", asegura, para dejar claro que la paz reinante no es una impostura. De hecho, apostilla, "ya estuvieron en el compromiso".

Eduardo Montoya y todo el séquito de Sampaio asistirán. Insiste en que es importante hacer borrón, máxime, si hay boda nueva. Uno de los patriarcas aconseja: "La vida está muy mal y hay que comer un cacho de pan tranquilos e ir tirando hacia delante". 

Ninguno de ellos pierde de vista que el ADN les une. "Hasta ahora nos llevamos muy bien, sin problemas porque somos familia todos", recuerda Eduardo. Y entrado en materia conciliadora no duda en decir: "Estamos mejor que antes".