FUEGOS

Ocho incendios en una noche en los montes de la provincia

Los más virulentos se produjeron en Rairiz de Veiga, San Cristovo de Cea y Vilariño de Conso

Ocho incendios en una noche en los montes de la provincia

Los efectivos de extinción y la lluvia apagaron entre la noche del miércoles y la jornada de ayer un total de 12 incendios forestales en los montes ourensanos. Los de mayor magnitud se registraron en  la parroquia de Vales (San Cristovo de Cea), que afectó a más de 30 hectáreas de monte raso y arbolado; en Mormentelos (Vilariño de Conso) y en Rairiz de Veiga. En estos dos últimos, el primero afectó a 21 hectáreas de monte raso y obligó a intervenir a ocho brigadas, cuatro  coches motobomba y una pala. Mientras, el registrado en Rairiz de Veiga, según las primeras estimaciones de Medio Rural, calcinó  23 hectáreas de superficie (siete hectáreas de arbolado) e  intervinieron en la extinción seis brigadas (42 trabajadores) y cinco coches motobomba, además de cuatro técnicos forestales.


Colaboración de la lluvia


Los brigadistas contaron con la colaboración de la lluvia que descargó durante la madrugada de ayer sobre la provincia –hasta 10 litros por metro cuadrado en Rairiz de Veiga y 19,2 en San Cristovo de Cea– en las tareas para apagar los fuegos en Vales, Mormentelos y Rairizs. Incendios forestales que no fueron los únicos durante la madrugada de  ayer en los montes ourensanos. Y es que los efectivos también recibieron alertas por incendio forestal en los alrededores de A Derrasa (Pereiro de Aguiar), San Lorenzo, en el municipio de Trives; Gutín (Os Blancos), Grixoa (Viana), Santigoso, en A Mezquita, y en Taboadela.

La rápida intervención de los brigadista impidió en todos los casos que el fuego se propagase, quedando en conatos, afectando a menos de una hectárea de monte.


Intencionalidad


En la Consellería de Medio Rural  no descartaban ayer que la mayor parte de los incendios registrados en la noche del miércoles y la madrugada de ayer en la provincia de Ourense  fueran intencionados ante las posteriores previsiones de precipitaciones. 


Incremento de fuegos en los espacios protegidos


La actividad incendiaria se incrementó durante lo que va de mes de octubre en la provincia, afectando la mayor parte de los fuegos a espacios naturales protegidos, como la Ribeira Sacra, donde hace justo una semana ardieron 160 hectáreas. El pasado día 4, otro incendio calcinó casi 20 hectáres de monte raso y arbolado en el Prado de Limia (Muíños), incluidos dentro del parque natural de O Xurés, que a principio de mes ya se vio afectado por otro fuego, en este caso en Lobeira, donde ardieron 25 hectáreas de monte raso y arbolado. 

Los brigadistas también apagaron durante este verano tres incendios que se declararon en el parque natural de O Invernadeiro y otro más en O Xurés, en Lobios.