SALUD

Las inmobiliarias ourensanas ven "básico" aislar el radón

Advierten a los propietarios de que en 2018 habrá que tomar medidas

Las inmobiliarias ourensanas ven "básico" aislar el radón

La Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) se ha marcado entre los objetivos para 2018 la concienciación a los propietarios sobre la normativa europea del radón, que entrará en vigor en febrero y que obligará a disponer medidas contra este nocivo gas. Los empresarios inmobiliarios destacan la necesidad de establecer medidas de aislamiento y aprovechar las ayudas europeas para la renovación de un parque de viviendas con mucha antigüedad. 

"A día de hoy no hay concienciación por parte de los propietarios o el comprador de vivienda sobre este problema, la inmensa mayoría lo desconocer", asegura Benito Iglesias, presidente de Fegein. Según sus informes, en la provincia la mayoría de propietarios inciden en un buen aislamiento de las viviendas, pero nunca con la eliminación del radón como objetivo, sino "pensando en posibles humedades o pérdida calorífica".  Por ello, Iglesias recalca que se debe sensibilizaren los próximos meses  en que el aislamiento del radón es "básico".

Los técnicos de Fegein han elaborado una serie de consejos para que  las compraventas de inmuebles pueden realizarse en 2018 conforme a la legislación que se está preparando. Las "medidas básicas" consistirían en sellar la parte del edificio subterránea como sótanos, garajes, bodegas.... rellenando cualquier grieta para presentar una barrera impermeable frente al ingreso del radón. Los sistemas más sofisticados implicarán la instalación de un ventilador y un sistema de tubería para sacar el radón del subsuelo. 

La normativa europea deberá estar adaptada al Código Técnico de la Edificación de España en febrero. Pese a la incidencia del gas, catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como asegunda causa de cáncer de pulmón, los propietarios no se deberían dejar llevar por las prisas. "Se se leva anos nese ambiente, esperar uns meses máis para realizar as intervencións non vai supór ningún risco engadido", asegura Juan Miguel Barros Dios, profesor titular de Medicina Preventiva e Saúde Pública y director do Laboratorio de Radón de Galicia. "O que hai que ter é unha estratexia de actuación cando se decide medir, porque nunca se sabe o que se vai atopar. Se as máximas concentracións se producen de noite e de madrugada, como adoita ocorrer, e en horario laboral os niveis son normais ou moderados hai que axustalos ás horas de permanencia", añade.