HALLAZGO

Investigan el hallazgo de un cráneo humano en Oímbra

Una vecina lo encontró en un paseo y la Guardia Civil busca pistas entre personas desaparecidas

Una de las múltiples pistas que surcan el municipio de Oímbra, en el que fue hallado la calavera.
Una de las múltiples pistas que surcan el municipio de Oímbra, en el que fue hallado la calavera.
Investigan el hallazgo de un cráneo humano en Oímbra

La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para identificar un cráneo humano hallado en una cuneta en los alrededores de la localidad de San Cibrao, en el municipio de Oímbra.

La calavera la encontró una vecina a finales del pasado mes de diciembre cuando daba un paseo por una pista por un monte de los alrededores de la localidad. La mujer inicialmente pensó que era un hueso de un animal, pero, tras observarla detenidamente, comprobó que era el cráneo de una persona, probablemente de una mujer. Acto seguido, alertó vecinos, Guardia Civil y al Concello.

Una patrulla acudió de inmediato al lugar y, según pudo saber este periódico, inspeccionaron buena parte de la propia pista y del monte a la búsqueda de más restos óseos, pero el rastreo no dio frutos. Los agentes continuaron buscando sin éxito los días posteriores.

El cráneo fue traslado a la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal en Galicia, ubicada en el Hospital de Verín, donde está siendo analizada para identificar a la persona fallecida. La Guardia Civil instruyó diligencias al Juzgado de Instrucción de Verín, desde donde se están coordinando las pesquisas, que los agentes del Instituto Armado están llevando a cabo con total mutismo, lo que provocó que la localización del cráneo y busca de más restos óseos no fuera dada a conocer. Según pudo saber este periódico, los guardias civiles revisaron la lista de personas desaparecidas en los últimos años en la comarca de Monterrei, pero, al parecer, no encontraron ningún caso pendiente de resolución.

La pista está a escasos kilómetros de la frontera con el municipio luso de Chaves, por lo que desde el cuartel de Verín se solicitó la colaboración de la Guardia Nacional República portuguesa, que sí confirmó que en su demarcación había una mujer desaparecida a la que podría pertenecer el cráneo. Se trata de un vecina de Cambeo, localidad cercana a Oímbra, que desapareció de su domicilio hace cuatro año. En la jornada de ayer, según pudo saber este periódico, aún no se había confirmado si pertenecía a la mujer y la Guardia Civil mantenía abiertas todas las hipótesis. 

Los vecinos evitan hablar del asunto

Los vecinos de Oímbra, incluida su alcaldesa, Ana Villarino, no hablan abiertamente del hallazgo del cráneo, argumentando que el caso está en el juzgado, que  es el que debe esclarecer el caso, identificar a la persona fallecida y las circunstancias en que se produjo el óbito. Eso sí, todos se muestran sorprendidos y desde que tuvieron conocimiento de la noticia hace todo tipo de conjeturas.

El hueso del cráneo estaba ya limpio y, según pudo saber este periódico, no presentaba fracturas que inicialmente pudieran llevar a sospechas de una muerta violenta. Eso sí, tenía varias marcas que los investigadores achacan a posibles mordeduras de animales o al paso del tiempo. 

Los vecinos de Cambeo (Chaves) también están al corriente del hallazgo del cráneo y, de hecho, ya patearon el monte a la búsqueda de restos de su convecina desaparecida.