EN LA CIUDAD

El joven Mark descansa ya rodeado de sus familiares

El adolescente ourensano que estuvo desaparecido dos semanas fue localizado en un piso de la ciudad y está ahora con los suyos

Su madre, el pasado miércoles, en búsqueda de su hijo.
Su madre, el pasado miércoles, en búsqueda de su hijo.
El joven Mark descansa ya rodeado de sus familiares

El joven Mark Belmonte Villamarín, que fue localizado la tarde del viernes en un piso de la ciudad,  descansaba ayer en compañía de su familia, tal y como confirmó a este periódico su progenitora, que no quiso desvelar el lugar exacto en el que su está para protegerlo, "y que las personas que lo tenían en su casa no tengan acceso a él". 

La madre del joven quiso agradecer a toda la ciudad y los que ayudaron en la búsqueda, ya que finalmente todo acabó bien, "que es lo más importante". 

"Ahora queda un largo camino por delante con Mark", explicaba su madre, que confesó haber pasado ayer "el peor día de mi vida", debido al cruce de emociones y el estado anímico de su hijo, que todavía tendrá que recuperarse. 

El joven –cuyo nombre asignado en el DNI es Elisabeth Belmonte Villamarín– tiene 16 años y fue localizado por la Policía Nacional en un lugar de la ciudad, acompañado por algunas de las "nuevas compañías" de las que la madre había advertido al inicio de las pesquisas para encontrarlo.

Pese a ello, ayer ya pudo estar en tranquilidad  y acompañado de viejas amistades, para intentar salir adelante. La familia no quería desvelar el sitio exacto. 

El adolescente había estado desaparecido desde el pasado día 27 de julio, cuando había sido visto por última vez en Ourense, pero ha aparecido en buen estado de salud. 

La Policía Nacional avisó a la madre en la noche del pasado viernes del paradero de su hijo, y esta acudió con los agente al lugar, para encontrarse con él. 


Agradecimientos


La madre señaló ayer que "ahora queda mucho trabajo por delante pero lo importante es que está bien" y quiso felicitar a la Policía Nacional "por el excelente trabajo realizado para encontrarlo", tras relatar también que removió "Roma con Santiago" hasta el último día de búsqueda, confesando que "llegué a golpear puertas de algunas casas" para encontrarlo. 

La Policía Nacional recalcó el viernes que la marcha del joven Mark fue "voluntaria y para nada inquietante" y que se encontraba "con amigos" y no ha dado a conocer más detalles, debido a que se trata de un menor de edad. La madre denunció en su momento la desaparición en el cuartel de la Guardia Civil de Tamallancos para intentar localizarlo.