EN CLAVE SEMANAL

Jubilaciones y parques acuáticos

Demasiado viejo para el rock, como lamentaba Jethro Tull, demasiado joven para la jubilación, como dicen algunos médicos. Septiembre llega con cambios, hasta en el futuro reloj democrático.

Jubilaciones y parques acuáticos

Lunes, 27 de agosto | Yogures caducados y vinos de reserva 

Unos 300 médicos de la provincia se ven abocados a postergar la jubilación, entre otras cosas porque no hay plazas para el relevo. La vida profesional unas veces te convierte en yogur y las otras en un vino gran reserva. Hace dos o tres décadas, los de la cincuentena eran lácteos de marca blanca, próximos a caducar. Contra la caja de la Seguridad Social hemos mandado desechos de tienta. Astilleros, minería, eléctricas, banca, transportes, tecnológicas, radios y televisiones públicas y demás sectores tiraron por la borda los DNI que superaban el medio siglo de vida. Las ubres nutricias de la jubilación pública amamantaron a los desheredados del mercado laboral. Envejecer era un estigma. Ellos han hecho ricas a las empresas que dependen del Imserso, han colapsado Benidorm y han enriquecido a los laboratorios que despachan hipotensores y viagras. En un país que gana año tras año en esperanza de vida, hay nonagenarios que están para meter un gol de chilena. A la Seguridad Social le ha hincado el diente todo el mundo y la primera medida ha sido retrasar la jubilación. El sistema sanitario enseña la puerta de salida al soplar las 65 velas y muchos se van tan ricamente a la privada a poner su experiencia a cambio de la pasta, qué menos. Los de la cincuentena y la sesentena, antes embriones de la ancianidad, son ahora vinos gran reserva. 

Martes, 28 de agosto | Si será por agua y parques acuáticos 

Seis millones de pavos se prevén para un parque acuático en Monterrei. Será por agua. Más de una veintena de playas fluviales en Ourense, decenas de rincones en los que pegarte un chapuzón o embobarte mirando el curso de un regato. Ríos, grandes y pequeños, surcan la provincia. El Miño, divide a la ciudad, pero la llena de sentido. Innumerables fuentes termales siguen ociosas esperando que alguien las desperece de su bisoñez. Ourense presume de hacer del agua una marca, de luchar por ser alguien por sus balnearios, que intenta sacar provecho a los embalses como lugar de entrenamiento de remeros de todo el mundo, que quiere situarse en la vanguardia de la investigación con el pretencioso e inconcreto Campus da Auga. La provincia, tan necesitada de inversión pública y privada para hacer del agua un elemento sustantivo tiene a la Xunta de su lado para, supuestamente, traer réditos turísticos por los toboganes acuáticos en una especie de "Marina d´Ourense, ciudad de vacaciones, ¡dígame!" 

Miércoles, 29 de agosto | Parques y pulmones con muy poco aire

El parque infantil está arreglado y luce pintón. Al gobierno local le faltó reclamar el Princesa de Asturias de Cooperación por poner presentable un espacio indecoroso. A los munícipes les hubiese apetecido celebrar unas saturnales al modo romano por tan importante evento. Fotos, autofotos, redes sociales y demás trompetería proclamaron la buena nueva: el parque está arreglado. Días después, este titular: "Los grandes pulmones verdes de la ciudad, abandonados". Bueno, siempre puede ser culpa de la oposición.

Jueves, 30 de agosto | Los que hablan y votan en su nombre

Leo esto en el periódico colombiano El Tiempo: "El 27 de mayo de 1964, en una vereda de Marquetalia (sur del Tolima), empezó un largo recorrido de guerra entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC. Cerca de 60 hombres, liderados por Pedro Antonio Marín, 'Tirofijo', crearon una organización que ha marcado cinco décadas del conflicto colombiano". Leo esto en La Región: "El instituto de Viana, premiado por ayudar en un programa para pacificar Colombia". Y leo esto en todos los periódicos: "La tensión en Cataluña no para de crecer y se cree que la espiral de enfrentamiento se radicalizará con la llegada del otoño". Enhorabuena al instituto de Viana, pero espero que no sea necesaria una nueva participación.

Viernes, 31 de agosto | Pequeños y grandes pasos en marcha

En un esclerotizado Ourense industrial, Adolfo Domíguez sigue siendo una especie de quintaesencia de aquella modernidad ochentera, que apenas traspasó la epidermis de la provincia. Su nombre es una marca y en muchos países su imagen es un credo. Aquí es una compañía potente, con una sangría de millones en números rojos los últimos ejercicios que Adriana, su hija, y su equipo tratan de volver a negro. Una alianza con un grupo mexicano mejorará su presencia en la zona, informó la compañía. Ha cambiado la dirección, el rumbo y la comunicación, ahora más constante y fluida. Un paso, sin duda, en el complejo camino de hacer a una empresa creíble para ser rentable .

Sábado, 1 de agosto | Los votos para cambiar una hora

Dice la Unión Europea que hay que hacer caso a los ciudadanos (¿?), como si su opinión contase para algo en las épocas de asfixia por la crisis. Ahora la UE da por bueno que el 93% quiera modificar el actual cambio horario. Lo pasmoso es que votó menos del 1% de los europeos y a través de Internet. Al margen de lo que hagamos con el reloj, preocupa mucho algunas decisiones sobre lo que se entiende por democracia y mayorías. Y no solo para cambiar la hora.