INVESTIGACIÓN - OURENSE

La jueza cita a los gemelos por el ADN encontrado en un papel

El abogado de la acusación particular considera que deben dar explicaciones sobre esa prueba

Arturo Mosquera, el abogado que representa a la familia de Celso Blanco.
Arturo Mosquera, el abogado que representa a la familia de Celso Blanco.
La jueza cita a los gemelos por el ADN encontrado en un papel

La jueza de Instrucción 3 de Ourense Eva Armesto, ha citado a declarar a los gemelos Roy y Bernardo D.L., investigados por el supuesto asesinato del agente Celso Blanco, para el próximo cuatro de julio a las 10.00 y 12.00 horas. La togada atiende así la petición del letrado que ejercer la acusación particular y representa a la familia del fallecido, quien considera que los investigados deben dar explicaciones a raíz de los resultados de los informes forenses llegados al juzgado la pasada semana. Entre otros, el más importante, la hoja de papel con ADN de uno de los gemelos (no se especifica cuál) que fue hallado en el suelo justo al lado del cadáver y que también contenía restos de pólvora y sangre de Celso Blanco.

Esta es la segunda vez que la jueza interrogará a los policías (Bernardo ya está jubilado por una incapacidad). La primera fue a raíz de su detención el 19 de enero de este año, pero, por consejo de su abogado, apenas dieron explicaciones (solo contestaron a su letrado). 

El hallazgo de ADN, muy importante para la acusación particular, es una circunstancia que la defensa no tilda de extraordinaria. Según aseguraba hace unos días, el despacho de prensa, en la quinta planta de la comisaría de la Policía Nacional, en donde apareció el cadáver, fue utilizado durante años por Bernardo D.L, quien había sido jefe del fallecido. En cuanto a la pólvora, dice que los gemelos a veces guardaban la pólvora de proyectiles estropeados en sobres de papel para su reutilización.

La próxima declaración de los imputados se considera importante, según fuentes próximas al caso. Incluso podría derivar en la adopción de medidas cautelares si las explicaciones dadas no resultan convincentes. Hay quienes considera que esa pólvora fue utilizada para crear un rastro falso con el que simular un suicidio.

La comparecencia coincide en un momento en el que la Audiencia de Ourense le ha dicho a la instructora que no puede investigar la sustracción de las seis armas del búnker (una de ellas apareció en la mano de la víctima en un aparente suicidio que la jueza trata de demontar).

El robo de las pistolas fue investigado por Instrución 1, cuyo juez, Leonardo Álvarez, archivó por falta de autor.