VIOLENCIA FAMILIAR

A juicio por agredir a su hija menor y llamarle "zorra y puta", en O Couto

La acusación pide una pena de prisión de cuatro meses así como una orden de alejamiento a una distancia de 200 metros de la joven, de su domicilio y su lugar de trabajo durante dos años

A juicio por agredir a su hija menor y llamarle "zorra y puta", en O Couto

Carlos P.P. fue acusado en el Penal 2 de maltratar a su hija menor de edad el 15 de mayo del pasado año sobre las siete y cuarto de la tarde. Los hechos en los que se fundamenta este proceso penal ocurrieron cuando, según el fiscal, el progenitor vio a su hija, de 13 años, sentada en una escalera de un inmueble del barrio de O Couto. 

La acusación pública sostiene que el inculpado, sin mediar palabra y con ánimo de causar un detrimento físico a la menor, "la cogió por la cabeza y la introdujo a la fuerza en el vehículo y, una vez en el mismo, le dio varias bofetadas y un golpe en el pómulo izquierdo con el teléfono móvil". Según esta versión, también hubo tirón de pelos e insultos como "zorra y puta"·

A consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió policontusiones que requirieron para su curación una asistencia facultativa.

La acusación pública interesa una pena de cuatro meses de prisión por el delito de maltrato (subsidiariamente 33 días de trabajos en beneficio de la comunidad si reconoce el delito).

También interesa la pena de alejamiento a una distancia de 200 metros de la joven, de su domicilio y lugar de trabajo por tiempo de dos años, con la prohibición añadida de comunicar con ella.

En cuanto a la indemnización a la menor de edad, establece una cantidad de 150 euros por las lesiones causadas.