CRÓNICA

La energía, a ritmo de juego

El colegio de Educación Infantil y Primaria de A Ponte acogió el programa Fungastic, en el que Nedgia Galicia descubre a niños y jóvenes, a golpe de juego, las claves de la energía y cómo conseguir ahorrarla.

La energía, a ritmo de juego

La sala Rosalía de Castro del colegio de Educación Infantil y Primaria de A Ponte se convirtió ayer en un bullicioso taller en el que monitores de Nedgia Galicia descubrieron a sucesivos grupos de alumnos del centro las claves de la energía, la diferencia entre energías renovables y no renovables o cómo ahorrarla. Todo ello dentro del programa Fungastic, desarrollado en colaboración con la Fundación Gas Natural Fenosa y cuyo nombre hace mención a los tres ejes principales de la propuesta: diversión, aprendizaje de la energía del gas y las nuevas tecnologías aplicadas a la educación.

En esta ocasión les tocó el turno a los alumnos de primero y quinto de Primaria, que se repartieron en grupos de siete u ocho niños para afrontar una batería de juegos y actividades destinadas a fijar de forma lúdica ideas importantes en torno al mundo de la energía y su utilización. Empezando por las fuentes energéticas repartidas por el mundo, un globo terráqueo en el que uno de los niños introduce un brazo para descubrir que "no hay nada". "Es una fuente de energía no renovable y que se ha agotado", explica uno de los monitores de la actividad, antes de dar paso a la pregunta "¿qué fuentes renovables conocéis? ¿y no renovables?" Los alumnos dejan claro que son expertos en esta materia, aunque todavía les quedan conocimientos por adquirir.

Mara Rodríguez, estudiante de quinto de Primaria, acaba de dejar, con sus compañeros, "el juego de la cocina, donde hemos aprendido que es importante poner la sartén más grande en el fogón más grande y la más pequeña en el de menor tamaño, para no malgastar energía". "Apórtalle un poquiño máis de experiencia sobre o que teñen nas súas propias casas, que aparece nos libros pero non se dan conta delas; é unha aplicación práctica de cómo aforrar enerxía", señala Pura Rodríguez, profesora de quinto de Primaria en el centro.

Hugo Fernández Caride ya conoce a fondo, tras esta jornada, "los usos de la energía y cuáles son renovables y cuáles no lo son; ahora vamos a vestir a niños según las estaciones del año. También vimos como en distintas zonas del mundo hay variedad de fuentes de energía, como petróleo, carbón, gas natural...", señala. Su compañera, Lara Teijeiro, de 11 años, está probando otro de los juegos, en este caso "estamos cubriendo con puertas y ventanas los huecos que existen en esta reproducción de una casa en madera, y por los cuales se va la energía, provocando un gasto excesivo". Otro grupo fabrica, mientras tanto, su propio gaseoducto para trasladar el gas "de la fábrica a tu domicilio", explican.

El programa, que también incluye el instituto Xesús Ferro Couselo, cuenta con la participación de 400 alumnos de Primaria y Secundaria de la provincia y rematará mañana viernes.