COMERCIO LOCAL

La Shopping de la discordia

Una treintena de tiendas del centro urbano se descuelga de la Shopping Night prevista para el 4 de mayo. Creen que la fecha es inoportuna, pero lo que se vislumbra detrás de la nueva polémica es que se aviva la llama de la división. 

Ambiente en la zona comercial de la ciudad durante la Shopping Night del pasado año.
Ambiente en la zona comercial de la ciudad durante la Shopping Night del pasado año.
La Shopping de la discordia

El comercio local ha encontrado un nuevo cisma: la celebración de la Shopping Night el día 4 de mayo. El evento, organizado por el Centro Comercial Abierto Ourense Centro, tiene ya una buena lista de detractores, 30 para ser exactos. O por lo menos esa es la cifra de tiendas contrarias a que la iniciativa se lleve a cabo el fin de semana que desemboca en el Día de la Madre. Nuria Iglesias transmite el malestar del resto de comerciantes, sobre todo de las calles Santo Domingo, rúa da Paz, Concordia o Cardenal Quiroga.

¿Cuál es el motivo de la discrepancia? No es el evento en sí, es la fecha. Nuria lo tiene claro: "No podemos permitirnos que en mayo un mes que es el de más ventas de la campaña, se nos plante una Shopping Night que en lugar de levantar las ventas en meses malos venga a quemarnos el mes de mayo, ya que venderemos ese día y no el resto del mes".

Y resume: "El pequeño comercio no puede asumir descuentos después de una campaña de primavera que todavía no ha comenzado por el desastroso tiempo que tenemos." Han presentado un escrito en la sede del CCA "pidiendo que se cambiase la fecha a finales de junio, que es un mes en el que la ventas se paran y un evento así puede ayudar a mejorar pero nos han hecho caso omiso", dice la portavoz de los comerciantes críticos.

Alguna de esas tiendas han pertenecido al Centro Comercial Abierto y se han dado de baja. Han participado en ediciones anteriores de la Shopping Night pero han dicho basta.


Unidad


La decisión adoptada por estos comerciantes no ha pillado por sorpresa a Luis Rivera, presidente del CCA, porque conocía su posición crítica. Ayer terció en la polémica indicando que "estamos abiertos a las sugerencias que nos hagan porque cuantos más seamos, mejor". Recuerda que el evento "sirve para visibilizar al comercio, no es una campaña de rebajas, es una oportunidad de promocionar la actividad comercial". Cree que "la fecha no es la del Viernes Santo ni la de la Navidad, que no se pueden mover, se pueden recoger sugerencias". Eso sí, recuerda que algunos de los comerciantes díscolos "han abierto en la Shopping Night otros años pese a no haberse apuntado".

Luis Rivera subraya "el éxito de ediciones anteriores" para recordar que "los grandes acontecimientos suelen generar algunas fricciones de organización". Sostiene el presidente de los comerciantes del centro que "podíamos canalizar todo ese esfuerzo inane y fútil en tratar de solucionar los verdaderos problemas que se ciernen sobre el comercio, pero pese a todo es mucho más lo que nos une que lo que nos separa".

La polémica se vive días después de que algunos colectivos comerciales de la ciudad se hayan quejado de que las grandes enseñas aprovechan la liberalización del sector para poner rebajas y descuentos a su antojo. Mientras, el pequeño comercio sigue dando muestras de división, que acaba por beneficiar a las grandes firmas. Tan solo Nuria Iglesias y Luis Rivera coinciden en una reflexión: la división es evidente y está debilitando la competitividad del sector en Ourense.