EDUCACIÓN

La universidad las espera

Cuatro estudiantes ourensanas están en ese casi 93% que ha aprobado la nueva selectividad y algunas con notas entre las mejores. Iniciarán una vida nueva a partir del mes de septiembre, las cuatro en Santiago.

La universidad las espera

Nerea Álvarez, Iria García, Noa Fernández y Elena Souto son cuatro estudiantes ourensanas que ya viven con el chip de la universidad instalado. Las cuatro están en ese 93% que superó la nueva Selectividad. Les espera Santiago, donde las cuatro han decidido cursar la carrera.

Educación Social es lo que ha elegido Nerea, que con un 7 supera el 6,8 exigido. Es quizá la única excepción al convencimiento con el que sus tres compañeras esperaron las calificaciones. "Pensé que suspendía". No quiso tampoco cambiar de aires y decidió no moverse de casa, de A Gudiña, porque "me parecía un gasto elevado".

Noa cursará Historia en la capital de Galicia. El 10,94 final le abrió fácilmente las puertas (el corte estaba en poco más de un 7). Cuatro años más un Máster el quinto le esperan. "Pasé una semana tranquilísima, la verdad. De hecho desconecté por completo. Nos fuimos de excursión a Andalucía. No tenía ninguna duda que iba a aprobar".

Su inseparable Elena Souto empezará Magisterio el próximo curso. Un 11,028 final después de un 8,5 de media en Bachillerato. "Y eso que este año he vagueado un poco". 

Iria García se ha premiado el año de trabajo con un viaje a Mallorca. Un 11,5 de nota final bien lo merece. Le espera fisioterapia. 

Ourense. 7-06-2017. Pruebas de Selectividad, Nerea Álvarez. PazNerea Álvarez: “Estuve nerviosa toda la semana”

La estudiante de Carmelitas Nerea Álvarez ha decidido estudiar Educación Social. "El motivo principal es que me gusta el contacto con las personas, eso es lo que me ha hecho decantarme por esta carrera. Son cuatro años y después me gustaría hacer una doble titulación en psicopedagogía". Confiesa Nerea que la semana que transcurrió entre los exámenes y la publicación de las notas fue especialmente dura porque "estuve muy nerviosa, lo pasé bastante mal. Es más, pensé que suspendía". Ya lo dijo el primer día de exámenes, "yo es que no soy muy de idiomas". Pasó una semana de nervios pero mereció la pena porque aprobó con un 7 y eso le fue suficiente (el corte estaba en un 6,8).

Ourense. 7-06-2017. Pruebas de Selectividad, Iria García. PazIria García: “Quería estudiar medicina pero...” 

Iria García, estudiante del instituto Otero Pedrayo, disfruta en Palma de Mallorca de unos días de relax. No regresará hasta el 25. Atrás quedaron un montón de tilas a la hora de encarar la Selectividad. Eso ya pasó y disfruta ahora de unas vacaciones bien merecidas después de sacar un 11,5 (el máximo es 14). Le vendrán bien de cara a Fisioterapia, la carrera que ha decidido acometer. "La verdad es que yo quería hacer Medicina, pero no me da la nota. ¿Cuánto pedían? Un 12,5. Así que tendré que hacer Fisioterapia, que era mi segunda opción", una disciplina de la salud en auge. "En cierta medida me gusta estudiar una alternativa terapéutica con la que paliar las dolencias de la gente". 

noa_resultNoa Fernández: “Historia,me encantaría impartirla”

Noa Fernández, del IES Xesús Taboada Chivite, quería Historia e Historia hará. La capital de Galicia le espera en algo más de dos meses. "Me he decidido por Historia porque desde pequeña tuve claro que quería ser profesora, y dentro de ello es la asignatura que más me gustaría impartir, me parece que para cualquiera saber lo que  ha ocurrido es algo muy importante. La historia me parece algo apasionante, es cíclica, cada cierto tiempo se repite. Podríamos encontrar muchísimos ejemplos. Lo que sí me parece muy importante conocerla bien y sobre todo entenderla, no se trata simplemente de chaparla y soltar todo lo que has aprendido cuando haces el examen de turno".  

elena_resultElena Souto: “Magisterio, me da mucha amplitud”

Elena Souto, del García Barbón de Verín, dudaba entre Magisterio y Periodismo. Se decantó finalmente por la primera, de hecho ya ha hecho la prematrícula. "He escogido Magisterio porque me da la posibilidad de abarcar muchas especialidades, estudiar las lenguas y también poder dedicarme en un futuro a personas con discapacidad. Es una carrera que me da mucha amplitud de campos, por ejemplo opositar. Son cuatro años, y después me gustaría especializarme en lenguaje de signos e inglés. Según se acercaba el día de las notas es verdad que te iba creciendo la incertidumbre, aunque llevaba una buena media de bachillerato y contaba con aprobar. Pero los nervios siempre están ahí".