ACUSACIÓN FALSA

En libertad la mujer encarcelada por terrorismo al ser víctima de extorsión

Nibia Aurora Cano regresó a Ourense tras la orden de la Fiscalía de Colombia, al comprobar que fue difamada por un preso

En libertad la mujer encarcelada por terrorismo al ser víctima de extorsión

La colombiana afincada en el barrio de O Couto Nibia Aurora Cano Carrillo, detenida el pasado día 21 de noviembre por su presunta participación en el grupo terrorista Frente Urbano Carlos Germán Velasco Villamizar, del Ejército de Liberación Nacional (ELN), quedó en libertad y ya está de nuevo en Ourense tras pasar 45 días en las cárceles de Pereiro, León, Ávila y Estremera (Madrid).

La Fiscalía de Colombia canceló la orden de captura que dictó contra ella y ordenó su puesta en libertad, alegando, según recoge el escrito de revocación firmado por la fiscal décima especializada colombiana, Doris S. Gaona Florez, que durante el proceso de detención e ingreso en prisión de Nibia Aurora Cano se pudo demostrar "que la información allegada en contra de ella fue aportada bajo la gravedad de juramento por un interno de la Penitenciaria Modelo de la ciudad de Cúcuta, seguramente con el ánimo de recibir beneficios penitenciarios por colaboración con la Justicia y, como quedó establecido en el proceso, venía extorsionando a la encarcelada y quizás como la víctima no siguió accediendo a sus pretensiones económicas decidió extorsionarla y difamar contra ella, vinculándola a actividades terroristas" , recoge textualmente el texto.

Tras su arresto, la Policía Nacional vinculó a Nibia Aurora Cano en la coordinación de tres atentados con coches bomba perpetrados en su país de origen hace 14 años, que se saldaron con ocho personas fallecidas, una de ellas un menor. Ahora quedó demostrado que todo fue un montaje atribuido al recluso Edgar Andrés Castillo Gelvez, que está cumpliendo condena por delitos de terrorismo y extorsión en el país sudamericano.

El montaje también afectó a un hermano de Nibia Cano, que también fue arrestado por delitos de terrorismo en la frontera de Venezuela, aunque éste solamente estuvo dos días preso en Colombia.

A Nibia Aurora Cano la representó el bufete ourensano Tres Abogados, desde el que recordaban ayer que las autoridades españolas la pusieron en libertad nada más tener conocimiento del escrito de la Fiscalía de Colombia cancelando la orden de captura. "El retraso fue más bien en Colombia y el envío de los papeles a la Interpol y después hubo que remitirlos a España", dijo uno de los letrados, Manuel Rodríguez, recalcando que su defendida lo pasó mal durante este tiempo. Por un lado, porque se estaba cometiendo una "injusticia" y por otro porque fue tratada como una terrorista (estuvo en aislamiento).

La puesta en libertar de la vecina do O Couto la firmó el pasado miércoles el Juzgado de guardia de Aranda del Rey (Madrid). Nibia Aurora estaba interna en el Centro Penitenciario de Madrid VII, el que abandonó sobre las 19.00 horas de ese mismo día en compañía de varios amigos que se desplazaron desde Ourense para recogerla y trasladarla a la ciudad. Ayer aseguraba que está "destrozada" y que la trataron peor que "si fuera un animal", lamentó.

“Me tenían aislada y me denegaban hasta ropa"

Nibia Aurora Cano Carrillo aseguraba ayer estar bien, aunque reconocía que durante todo este tiempo lo pasó "francamente mal porque me tenía completamente aislada y me denegaban todo, hasta ropa". Dice no entender nada de lo que pasó, puntualizando que procede de una "familia humilde", que hasta hace unos años regenta un pequeño negocio de zapatos en Colombia. La mujer se muestra recelosa a hablar de todo lo que ocurrió, aunque allegados suyos reconocen que el preso que la acusó venía extorsionando económicamente a su familia desde hace años, un hecho que está denunciado ante la misma Fiscalía de Colombia. De hecho, en el escrito de la Fiscalía colombiana se hace referencia a la declaración, en el año 2003, de la propia Nibia Aurora Cano sobre la extorsión.

La mujer lleva 14 años residiendo en España. La primera tarjeta de residente la cursó en la provincia de León y nunca tuvo problema con su documentación. "Todos los años viaje a Colombia de vacaciones y nunca tuve ningún problema", explicó.