EXPOSICIÓN

Llega el caldero de Musov, pieza estelar de la exposición sueva

Situada en la primera vitrina del Marcos Valcárcel, visita la Península ibérica por primera vez

Jorge López y Manuel Baltar, ayer en el Marcos Valcárcel con el caldero de Musov.
Jorge López y Manuel Baltar, ayer en el Marcos Valcárcel con el caldero de Musov.
Llega el caldero de Musov, pieza estelar de la exposición sueva

El Centro Cultural Marcos Valcárcel luce desde ayer una de las piezas más codiciadas de la muestra "In Tempore Sueborum. O tempo dos suevos da Gallaecia. O primeiro Reino medieval de Occidente (411-585 A.c.)" que se desarrollará del 14 de diciembre de 2017 al 4 de abril de 2018. Se trata del "caldero de Musov", un recipiente decorado con bustos de guerreros suevos y cuya importancia radica "en la representación de las trenzas, ya que es la forma en la que Tácito decía en su obra "Germania" que se peinaban los suevos, apartándose el cabello hacia un lado", explicó el comisario de la exposición, Jorge López Quiroga.

La pieza, procedente del museo regional Mikulov de la República Checa, dará la bienvenida a partir del día 14 a todos los visitantes a esta exposición, ya que ha sido colocada en la primera vitrina de la exposición del Marcos Valcárcel. "Esta pieza única no ha estado en la península ibérica nunca, y solo salió de su país de origen en cuatro ocasiones. Ahora, llevaba 20 años sin salir de la República Checa", explicó López.

El propio presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, colaboró en las labores de colocación de la pieza dentro de la vitrina, donde estará sola, junto López Quiroga y el conservador del museo Mikulov, Frantisek Trampota.

Este "caldero de Musov" está hecho de bronce y procede de la tumba principesca de Musov. El origen es del siglo I-II d.C. y está decorado con cuatro bustos masculinos, que representan la típica barba y trenza de los suevos.

En la jornada de ayer, se colocaron en sus vitrinas todas las piezas procedentes de la República Checa y del Museo Nacional de Hungría.