CARBURANTES

Llenar el depósito de un coche diésel vale 11 euros más que hace un año

El gasóleo, el carburante más utilizado, se vende en la provincia a una media de 1,18 euros el litro, la cifra más alta desde el verano de 2015

Llenar el depósito de un coche diésel vale 11 euros más que hace un año

El precio de los carburantes en las estaciones de servicio de la provincia comienza el año en cifras que no se veían desde hace año y medio, lo que supone que los conductores tengan que rascarse todavía más el bolsillo para rellenar los depósitos de sus vehículos. En comparación con enero de 2016, salir de una gasolinera con el depósito -uno convencional tiene unos 50 litros- a tope de un coche diésel -el carburante más utilizado- cuesta casi 11 euros más que hace un año, lo que supone un incremento de casi el 20%.

Según el portal del Ministerio de Energía, que actualiza cada día el precio de los carburantes en las 88 estaciones de servicio de la provincia, el precio medio del litro de gasóleo se situaba ayer en 1,18 euros, mientras que en enero del pasado año esa cifra estaba por debajo del euro (0,97).

Por lo que respecta a la gasolina de 95 octanos, también se registra un incremento, aunque algo menor, pasando de una media de 1,14 euros el litro a 1,26 en la jornada de ayer, lo que supone una subida de casi un 10%. Traducido esto al precio en un depósito convencional supone una subida de casi seis euros, de 57,3 a 63.

El precio de los carburantes vivió una especie de montaña rusa durante el 2016. En febrero, alcanzó su cota más baja del año (con el gasóleo a 0,96 y la gasolina a 1,11), sumando posteriormente cuatro meses en crecimiento positivo, alcanzando en junio 1,09 y 1,21 euros, respectivamente. Entre julio y noviembre, apenas hubo una variación de cuatro céntimos, pero todo cambió durante el mes de diciembre, cuando los precios se dispararon hasta alcanzar ahora una cota que no se veía desde verano de 2015, cuando los surtidores despachaban el gasóleo a una media de 1,18 euros el litro (igual que ahora) y la gasolina a 1,34 euros.

Diferencia de precios

A la hora de rellenar el depósito del vehículo en la provincia, la elección de la estación de servicio puede deparar una factura muy diferente, de hasta seis euros, tomando como referencia un depósito de 50 litros. Según las estadísticas del Ministerio de Energía, la diferencia entre los precios de gasolineras ourensanas alcanzaba ayer los doce céntimos, tanto en gasóleo como en gasolina.

En el primer caso, los precios más económico lo marcaban dos estaciones, situadas en el Polígono de San Cibrao y en A Rúa, despachando el litro por debajo de 1,10 euros, lo que contrastaba con hasta 13 estaciones de servicio que lo vendían a casi 1,21 euros, situadas en puntos tan dispares como O Carballiño, Bande, Trasmiras, Xinzo, Entrimo, Avión o Ribadavia.

Por lo que respecta a la gasolina, se repiten los establecimientos más económicos (en este caso a 1,18 euros), pero cambian los que la venden a un precio más elevado, muy cerca de 1,32 euros, que son un total de siete negocios (dos en Verín y uno en O Bolo, Santa Cruz de Arrabaldo, Trives, Castro Caldelas y Cualedro).

En el ámbito del Concello de Ourense, donde se concentran hasta nueve establecimientos, según el Ministerio, las diferencias también son sustanciales dependiendo del surtidor elegido por los conductores, alcanzando los siete céntimos y medio.

Las más económicas (1,12 euros el litro de gasóleo) están en la avenida de Zamora y en la rúa do Progreso, mientras que la que lo despacha a un precio más elevado (1,19 euros el litro) se ubica en la avenida de Santiago.