OURENSE NO TEMPOR

Maestros y compañeros de Otero Pedrayo

Marcelo Macías, Salvador Padilla, Antonio Gaite, Eduardo Moreno López (15, en la fotografía), Eduardo Luis del Palacio, Pompeyo Beltrán, José Verdes Montenegro, José María Mendiguchia, fueron algunos de los maestros que impartieron cátedra en nuestro instituto

Fotografía de José Gil Gil cedida por Antonio Rodríguez Martín, nieto de Ángel Martin Mouriño (1901-1902).
Fotografía de José Gil Gil cedida por Antonio Rodríguez Martín, nieto de Ángel Martin Mouriño (1901-1902).
Maestros y compañeros de Otero Pedrayo

En ocasiones suceden las cosas por casualidad. Sin embargo, lo habitual es que exista una causa que las origine. 

Seis años hará que por medio del amigo Lisardo Mazaira llegaron a mi poder unas históricas fotografías correspondientes a varios grupos de estudiantes del Instituto de Ourense que posaban en las escaleras del Pompeo con sus profesores: Don Marcelo Macías curso 1901-02, clase de Literatura; don Eduardo Moreno López, clase de Cosmografía y Física del Globo en ese mismo curso, y don Antonio Gaite, clase de Física General en el curso siguiente, 1902-03. En ellas se reúne una significativa parte de la intelectualidad ourensana, a pesar del aspecto infantil de la mayoría de los protagonistas. 

Conseguir la identificación de muchos de estos personajes se me hace algo casi imposible, y lo que hoy os presento es lo máximo que he sido capaz de conseguir. Permitidme en mi descarga que os advierta que no era extraño en aquellos tiempos en los que hacer una fotografía era todo un acontecimiento, que se apuntaran al grupo personajes que hoy complican la identificación; alumnos de otros cursos (12, 21, 28)1, personal subalterno (20, 24) del instituto e incluso profesores que entre todos consiguieron que nuestra ciudad se conociera como la Atenas de Galicia.

Marcelo Macías, Salvador Padilla, Antonio Gaite, Eduardo Moreno López (15, en la fotografía), Eduardo Luis del Palacio, Pompeyo Beltrán, José Verdes Montenegro, José María Mendiguchia, fueron algunos de los maestros que impartieron cátedra en nuestro instituto, y son prueba fehaciente de que la vocación es fundamental en el trabajo. Libros de texto desarrollados por muchos de ellos fueron elegidos por compañeros de toda España como manual para estudiar sus asignaturas. Y aun hoy con todo el tiempo pasado continúan siendo autoridades reconocidas en sus campos. Ellos fueron los primeros en intentar descartar métodos de enseñanza tan poco didácticos como el consabido “la letra con sangre…”. No digo que no se estilase el clásico “coscorrón trasero” para reclamar la atención del infante, pero también se puso de moda el dar clases extraordinarias a los alumnos que iban a enfrentarse a los exámenes de bachillerato, amén de las excursiones didácticas que acercaban al alumno al tema estudiado, o simplemente llevaban la clase a un entorno más agradable que la fría aula. Don Marcelo solía hacer su paseo hacia el Instituto rodeado de alumnos con los que compartía conocimientos. Moreno López gustaba de organizar excursiones culturales, San Pedro de Rocas, Santiago, etc.

El personaje que centra la mayoría de las fotografías de alumnos del instituto (cerca de la veintena), por una extraña casualidad es mi admirado don Ramón (14), fácil es de entender la existencia de todas en las que aparece como director o profesor del centro, pero en estas tres fotografías de las que hoy os muestro la primera, se trataba de un joven alumno con poco más de una docena de primaveras. Quizás el que don Ramón entrara en el instituto en un curso crucial para la historia educativa ourensana (1901-02?) fuera la causa. El ilustrado Marcelo Macías, en diciembre de 1901, cesa de manera voluntaria previa a su jubilación del cargo de director. Le sustituirá en el cargo Eduardo Moreno López, profesor de Geografía e Historia, quien va a marcar claramente el interés por la Geografía y la Historia de Otero a pesar de no coincidir más que dos cursos con él. En ese 1901 se nombra profesores del centro a personalidades como Ramón Parada Justel, Rogelio Núñez de Couto…

Simple casualidad es lo que se puede alegar para justificar el nivel académico de esta generación, ¿o tan importante ha sido la incidencia de este elenco de maestros? Compañeros de Otero (muchos aparecen en la fotografía), son don Manuel Martínez Risco Macías (17), catedrático de Acústica y Óptica en la Universidad Complutense e investigador en la Sorbona; don Ángel Martín Mouriño (16), fundador de una prestigiosa academia de preparación para la carrera militar, que fue el primer oficial al mando del regimiento. Zamora 8 en Ourense; Antonio García Novoa “Perniñas” (5), periodista y escritor, uno de los primeros presidentes de la Asociación de la Prensa ourensana; Eugenio López Aydillo (19), periodista, escritor y catedrático de Historia, muchas de las cabeceras de prensa ourensana contaron con su firma y en ocasiones su dirección (El Miño, Mi Tierra, Acción Gallega…).

El marcado con el número 14 no es otro que nuestro don Ramón, casualmente situado justo al lado de su admirado maestro Eduardo Moreno (a quien años después corrigió y amplió el libro de texto que éste había utilizado para instruir a sus alumnos). 

Además de estos ourensanos a los que he podido poner nombre y cara, sé de la presencia de otros apellidos de arraigo en nuestra Auria, que también posaban en la foto: Del Cano (o del Caño), Álvarez Ruiz, Del Río González, Pereira, Pérez Gayoso, Anta (25?), F. Sánchez, Herbella o Hervella, M. Ron Ramos (7?), José M. Vázquez Senra. Maestros, abogados, comerciantes y empresarios locales formaban en el grupo. 

Si reconocéis algún nombre os agradezco me lo comuniquéis a traves de ourensenotempo@hotmail.com

(1) Entre paréntesis el numero que tienen en la fotografía, los localizados.