ENTREVISTA

Mar Ramón: "Nos obligan a usar los objetos cotidianos de una forma determinada"

De algo tan cotidiano como una plancha o una sartén, pocos serían capaces de apreciar lo que ve Mar Ramón.

La artista, con su mono de trabajo diseñado por la ourensana Tom&Boy.
La artista, con su mono de trabajo diseñado por la ourensana Tom&Boy.
Mar Ramón: "Nos obligan a usar los objetos cotidianos de una forma determinada"

Objetos serializados que forman parte del día a día de los hogares y que esta artista ourensana prefiere mirar desde una óptica crítica. Su nueva exposición, "Sobremesa", llega al Centro Cultural Marcos Valcárcel el próximo 13 de septiembre, comisariada por Xisela Pastoriza.

¿De qué alimentos se compone esta “Sobremesa"?

De diversas esculturas, fotografías y telas. La verdad es que, además del piscolabis del día de la inauguración, no habrá ninguna referencia más a comida en toda la muestra. 

¿Y de qué habla, entonces, esta exposición?

El título hace alusión a lo que sucede dentro del hogar, es decir, a los procesos domésticos que se llevan a cabo en las casas. Los objetos que usamos pasan desapercibidos totalmente, a pesar de que sean estéticos y de que antes de comprarlos pasan por un largo proceso de fabricación. 

¿Qué es lo que le llama la atención de esos objetos?

Me interesan mucho porque me parece que nos condicionan, a nosotros y a nuestros cuerpos. Por eso investigo cómo nos adaptamos a ellos. La plancha, por ejemplo, está hecha para abrazar a la mano, pero nos obliga a hacerlo de una forma determinada. O los lápices, que son cilindros sencillos, que aparentemente podríamos coger de cualquier forma y para lo que nos enseñan a hacerlo de una única forma. De hecho, en la exposición hay una pieza compuesta a partir de 25 adaptadores de plástico, esos objetos que se han hecho para que los niños escriban "bien" con los lápices. 

Gran parte de su obra anterior reivindica el papel de la mujer, ¿esta muestra también lo hace?

De alguna forma, sí. Mis esculturas siempre tienen una lectura de género y utilizo lo doméstico relacionado con lo femenino, entendido tal y como se hace socialmente. Aún así, en esta exposición me refiero al individuo en general, por hablar del entorno inmediato.

¿De dónde viene su interés por la escultura?

Por un lado, mi madre es ceramista, de hecho tiene un taller en Niñodaguia, y claro, siempre buscas explotar los recursos que tienes más a mano. Por otra parte, me gusta mucho el juego de texturas, el volumen, los cuerpos grandes, los materiales voluminosos. Me gusta mucho mancharme mientras hago las esculturas y ver las muchas conexiones que pueden tener con otros materiales distintos. 

¿Esta será su primera exhibición individual en Ourense?

Sí. Hace años también expuse en el mismo lugar, pero dentro de su concurso de artes plásticas. La verdad es que me hace bastante ilusión esta exposición, sobre todo porque podré celebrarlo con mis compañeros. 

¿Cree que gustará entre los vecinos?

Creo que merece la pena acercarse al Valcárcel este mes, hay una propuesta juvenil muy contemporánea y fresca que no es muy común en nuestra ciudad.