MOVILIDAD

Cinco meses después siguen sin arrancar las peatonalizaciones

Los coches dominan el paisaje –"conté 33 en media hora"– ante la falta de la urbanización de la zona

Fila de coches en el tramo de Cardenal Quevedo, presuntamente peatonal.  (MIGUEL ÁNGEL)
Fila de coches en el tramo de Cardenal Quevedo, presuntamente peatonal. (MIGUEL ÁNGEL)
Cinco meses después siguen sin arrancar las peatonalizaciones

Hoy se cumplen los cinco primeros meses de las dos nuevas peatonalizaciones que se acometieron en la cidad –la rúa Xocas y la rúa Cardenal Quevedo–, en el entorno del parque de San Lázaro. Una peatonalización que vecinos, comerciantes y colectivos no acaban de ver despegar. En ese tiempo, la vida política se han convulsionado, hasta el punto de que el concejal que lideraba las cuestiones de movilidad, José Araújo, abandonó el gobierno local y, con ello, ser la cabeza visible en el proyecto Móvete por Ourense.

Este proyecto diseñó una serie de puntos clave, después de consultar a la ciudadanía ourensana –más de 10.000 encuestas–, el denominado plan integral de 21 acciones, que establecía una comisión de seguimiento para velar por su cumplimienanto. Todas van en la línea de priorizar al peatón y no a los coches. Y a tenor de lo visto en estos cinco meses, el plan de peatonalización camina todavía a medio gas.

"Se necesitaba voluntad y valentía, cambiar el modelo de ciudad es una cuestión a largo plazo, pero de momento somos pesimistas, la situación municipal es la que es y no vemos avances", señaló el portavoz de Stop Accidentes, Benito Bouzada. En este punto, creen que la peatonalización de estas dos calles no ha sido tal. "¿Qué peatonalización, si sigues pasando coches. Estuvo media hora en el parque y contabilicé 33 coches que pasaban y no iban a ningún garaje".

No se puede acusar, eso sí, de no haber presencia de la Policía Local, ya que las multas proliferan, pero todos siguen a la espera de un proceso de urbanización de la zona. Si no , imposible. 

“Ah, ¿pero es peatonal? A diario nos preguntan si se puede aparcar"

"Ah, ¿pero es peatonal?": la pregunta en los comercios y en la calle. "Siguen pasando coches y multan muchísimo. Es que la señal casi ni se ve, hay mucha gente que no sabe que no se puede aparcar", cuentan Lorena Cid y Silvia González, de la tienda Igual.  ¿Mejora en las ventas? "No notamos nada", dicen.

Juana Pérez, de Gocco: "Nos preguntan a diario si se puede aparcar o no. Deberían ponerlo como en el Paseo. Que lo adecenten. Porque siguen pasando coches. Que enlacen con el parque y que la gente se de cuenta de que es una zona peatonal. Cambio no notamos".

Carla González, de Dandalion, es tajante: "Cerraron tres comercios y va a cerrar otro. Y el resto no es que estemos muy contentos. No influye para nada la peatonalización".

Luz García, de Fiore Fiore, tampoco ve una mejora en las ventas. "Todo lo contrario. Ahora los coches no pueden aparcar 10 minutos y tiran de largo. La mayoría aparca por la zona del centro comercial y se queda allí. Esto de bulevar no tiene nada", cuenta.

Sandra Carrera, de la juguetería Croko Toy's, señala que "la gente que venía antes con el coche ahora tiene miedo porque multan. Mientras no se adoquine no será peatonal".

Antonio Saco, vecino de la zona, lo ve como una buena medida "para la gente que pasea". Jaime Salgado, otro vecino, señala "falta de urbanidad" y "falta de diseño arquitectónico". 


El Móvete por Ourense, en espera de convocar la comisión de seguimiento


El plan Móvete por Ourense parece estar en stand-by. al menos desde el mes de octubre. Los participantes en esta mesa de movilidad siguen a la espera de una convocatoria de la comisión de seguimiento, que parece que llegará. La marcha de José Araújo transmite a los participantes una sensación de "bloqueo" en el desarrollo del plan, si bien la edil que lo sustituyó en sus funciones, Ana Morenza, aclaró ayer que "sí que está previsto" seguir con los pasos marcados, y que la convocatoria de la comisión de seguimiento "saldrá la semana que viene", para hacer "balance" de la implantación.

Precisamente, a finales de enero, el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, confirmaba que los proyectos para la reforma de las vías de titularidad autonómica –Progreso, Marcelo Macías, Concordia, As Caldas o Río Arnoia– para adaptarse a la pacificación del tráfico "están moi avanzados" y así, pretenden darle "impulso" al plan "Móvete por Ourense". 


Los redactores del plan: "Tras el gran trabajo no se puede quedar en el cajón"


Los redactores del proyecto ténico del "Móvete por Ourense" confían en que se comienza a desarrollar. Señalan que lo "más inmediato", como reflejaron en su plan, es la implantación de las zonas a velocidad 30. "En las reuniones siempre se vio sintonía y compromiso por llevarlo adelante", resalta una de las redactoras de Urba+, Paula Feijóo. Creen que después del gran trabajo, no se puede  dejar en un cajón".

El trabajo de esta empresa terminó con la entrega del documento, y ahora queda en manos de la comisión de seguimiento velar por el cumplimiento de lo acordado. Inciden en que las zonas 30 debe ser lo prioritario, y creen que se podrían sacar adelante con un "gasto mínimo".

"Después vendrá todo lo demás, pues eso hará una ciudad más amable para el peatón y permitirá empezar a quitar semáforos. Hará falta una campaña informativa para concienciar a los conductores", dice Feijóo.