TRIBUNALES

Miente para ayudar a un amigo en un juicio por alcohol y acaba imputado, en Ourense

El conductor que dio positivo en una calle de la ciudad en la madrugada de Nochebuena aseguró en el juicio que no conducía y que había bajado al coche a por el móvil y las llaves de la casa de su madre

Miente para ayudar a un amigo en un juicio por alcohol y acaba imputado, en Ourense

Abel B.P., 40 años, fue condenado a una multa de 900 euros por un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Además, no podrá conducir durante un año y un día. La misma sentencia del Penal 2 ordena deducir testimonio a un amigo del inculpado en tanto que la magistrada considera que mintió para ayudarlo.

El condenado circulaba el 25 de diciembre, a las 03,45 horas,por la calle Zurbarán de Ourense cuando fue sometido a la prueba de alcohol. La primera arrojó 0,96 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. El acusado aseguró en el juicio que no conducía, ofreciendo, a juicio de la ponente de la sentencia, "una extravagante versión". Explicó su presencia en el interior del coche en que quería coger el móvil y las llaves de la casa de su madre ya que preveía que iba a tardar en regresar a casa. Era Nochebuena y había salido a tomar algo con los amigos después de la cena familiar.

También explicó que los agentes le hicieron mover el coche, una tarea de la que se encargó un amigo, porque invadía parte de un vado. Una versión que confirmó íntegramente el testigo.

La jueza otorga plena credibilidad a las declaraciones de los dos agentes de la Policía Local que lo interceptaron. Según esas versión, sometieron a la prueba de alcohol al conductor de un coche que venía por la calle Zurbarán y que repentinamente dio marcha atrás, deteniendo el automóvil al principio de la calle.

A la magistrada hay cuestiones que no le casan: el hecho de que el inculpado fuera por el móvil al coche a las cuatro menos diez de la madrugada es una de ellas. Y se pregunta: "¿Cómo pudo contactar con sus amigos para ir a tomar unas copas con ellos?". Tampoco encuentra explicación a ir en busca de las llaves en medio de la noche de forma precipitada "dejando en espera a sus amigos".