PREMIO OURENSANÍA

Miguel Ángel: "Salí para realizarme y siempre llevé el título de ourensano"

El legendario exguardameta del Real Madrid y la selección española, recibió el Premio Ourensanía en el Teatro Principal

Miguel Ángel: "Salí para realizarme y siempre llevé el título de ourensano"

La sociedad ourensana rindió ayer en el Teatro Principal un cálido homenaje al exfutbolista Miguel Ángel González Suárez (Ourense, 1947), que se suma al elenco de los galardonados con el Premio Ourensanía, concedido por la Diputación a aquellos ourensanos o personas vinculadas a la provincia que han destacado en alguna faceta profesional, social o intelectual.

Además de los representantes públicos o familia y amigos de Miguel Ángel, no se quisieron perder el reconocimiento antiguos compañeros del guardameta, tanto en el Real Madrid, club en el que desarrolló la mayor parte de su carrera profesional, durante 18 temporadas, como en la selección española, con la que disputó 18 partidos, entre ellos los del Mundial de Argentina, en 1978. Estuvieron en el Principal figuras como Emilio Butragueño, actual director de relaciones institucionales del Real Madrid, Francisco "Lobo" Carrasco, Agustín Rodríguez o Juan Señor.

"Es un día especial, un premio que me provoca muchos nervios y una gran responsabilidad, hablar ante tanta gente es más difícil que parar un penalti, no es un premio menor y es difícil estar a la altura", destacó Miguel Ángel durante su intervención tras recibir de manos de los presidentes de la Diputación, Manuel Baltar, y Xunta, Alberto Núñes Feijóo, la figura de bronce del escultor Xosé Cid y una copia del acta del jurado.
Un emotivo vídeo hizo, además, un repaso por su trayectoria, incluyendo felicitaciones de, por ejemplo, su primer entrenador en la Agrupación Deportiva Couto, Luis Soria, que le convenció para dejar el baloncesto y ponerse bajo palos; brillantes jugadores del Real Madrid como Guti, Raúl González, Roberto Carlos o Fernando Hierro; o su excompañero y también exseleccionador español, Vicente del Bosque.

A continuación, Miguel Ángel repasó algunos de sus momentos clave desde su adolescencia. "Me convencieron para ir a entrenar y eso fue mi perdición, me entregué completamente al fútbol con unas condiciones que no son las de hoy, supe sufrir, que es lo importante, y después sacar rendimiento", destacó el galardonado, que incidió en la importancia de sus orígenes durante toda su trayectoria.

"Abandoné Ourense para realizarme, me parecía un gran sueño pero me planifiqué para dedicarme en plenitud al fútbol, llevando el título de ourensano por todos los campos", indicó Miguel Ángel, que se acordó del imprescindible apoyo de su mujer Pilar Arias, "que supo convivir con alguien obsesivo".
Aunque con su vida en Madrid, desveló que "vengo a Ourense cada dos por tres y sufro por lo que pasa", en alusión a la última ola de incendios.

"Cuando me voy, me llevo siempre un pedazo de mi tierra, porque estoy orgulloso de mis raíces", destacó Miguel Ángel, que añadió: "Muchas veces gané y otras perdí, pero a sentirme ourensano sí que no me gana nadie, como mucho me empatan".

No quiso dejar pasar la ocasión de referirse a la crisis de Cataluña, tanto al principio de su discurso como en el colofón. "Aunque soy capaz de hablar en gallego, en deferencia con los invitados de fuera y porque España necesita sumar y no restar, lo haré en castellano", dijo al inicio. Concluyó, no obstante, en gallego, "misturando deporte e política" para dar su opinión: "Viva Ourense, viva Galicia y viva España unida".