ENTROIDO EN OURENSE

Las mujeres protagonizaron su gran noche en Frei Canedo y Liceo

El cocido y los bailes fueron los ingredientes principales de la celebración de Comadres en ambos puntos de Ourense

A Frei Canedo llegaron comensales de diversos lugares del mundo y de fantasía.
A Frei Canedo llegaron comensales de diversos lugares del mundo y de fantasía.
Las mujeres protagonizaron su gran noche en Frei Canedo y Liceo

Frei Canedo, el protagonista del Entroido en A Ponte, también vivió su Xoves de Comadres. Los religiosos cofrades celebraron en su sede social, frente a Correos, la tradicional cena de comadres, también abierta a la participación de acompañantes masculinos, eso sí, disfrazados de mujer.

Después de la "paparota", los asistentes se entregaron al baile, con el mismo ingenio que sacaron a relucir a la hora de confeccionar sus disfraces. El DÚO ASES fueron los encargados de amenizar y poner ritmo a la velada.

El Casco Vello de la ciudad también se sumó a la celebración de las Comadres, con el Liceo como epicentro de la fiesta. Cerca de 350 abuelas, madres e hijas se reunieron para disfrutar de una cena típica de Entroido caracterizada por la presencia de cocido, embutidos y licor café. La algarabía no se detuvo tras dar cabo de la comida, y rápidamente dio paso a la música y los bailes, los cantos y las imitaciones. Una jornada animada pensada por y para las mujeres sin olvidarse de hacer un guiño serio a los derechos en femenino.