EN OURENSE

El multamóvil inició sin denuncias su andadura

El coche patrulló varios barrios, ajustando la tecnología que lleva a bordo

El multamóvil, en el barrio de Barrocás.
El multamóvil, en el barrio de Barrocás.
El multamóvil inició sin denuncias su andadura

El estreno del Automóvil de Vigilancia Integrada (AVI), el popular multamóvil, no supuso la tramitación de ninguna denuncia contra los conductores ourensanos, según confirmó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Campos, que se comunicó con la jefatura de la Policía Local para conocer las sensaciones de la primera salida del vehículo que busca corregir los malos aparcamientos.

El gobierno local destaca que la andadura del multamóvil comenzó sin incidencias, patrullando diferentes barrios de la ciudad para ajustar la tecnología que lleva a bordo el vehículo con el sistema informático de la Policía Local.

El mecanismo con el que funciona el sistema de control es sencillo. La cámara instalada en el techo del coche registra las matrículas de todos aquellos vehículos en una situación irregular, decidiendo el agente que va a bordo si es conveniente dar parte sobre la incidencia.

El Concello recuerda que la 
intención que busca con el 
multamóvil es la de crear un efecto disuasorio de aquellas conductas que puedan perjudicar la fluidez del tráfico o generen problemas, como pueden ser los estacionamientos en doble fila o en paradas de taxi o autobuses.

En un principio, las salidas del multamóvil no tendrán una frecuencia definida, sino que variarán en función de los turnos de aquellos agentes que han recibido formación para ir a bordo.