CRÓNICA

La naturaleza no pone límites

Manuel Sobrino, un amante de la naturaleza que tiene que moverse en silla de ruedas por una lesión medular, es autor del blog "El naturalista cojo". Ayer impartió una charla en el Aula da Natureza sobre la comarca del Baixo-Miño.

Los niños que participan en las actividades de verano del Aula da Natureza pudieron disfrutar ayer de una charla con Manuel Sobrino.
Los niños que participan en las actividades de verano del Aula da Natureza pudieron disfrutar ayer de una charla con Manuel Sobrino.
La naturaleza no pone límites

Manuel Sobrino (A Guarda, 1986) nació con espina bífida, una lesión medular que le obliga a desplazarse en silla de ruedas. Esta circunstancia no impide ni frena su amor por la naturaleza y su afición a investigar el terreno que le rodea. No le cuesta hablar de ello, porque "é unha faceta máis" y enseña el dorso de su camiseta: "La naturaleza te pone obstáculos, los límites los pones tú", reza en verde fosforito. 

A Manuel, su pasión por la naturaleza le viene de pequeño. Con 9 o 10 años veía los documentales de televisión con su padre. "Empecei cos prismáticos a mirar as aves que aparecían polo xardín da casa e logo xa coñecín a Félix Rodríguez de la Fuente, que é un referente para mín. Meteume o medio ambiente en vea", explica. 

Cuenta que la naturaleza le aporta tranquilidad, libertad y bienestar. "A natureza axudoume moitas veces a afrontar certos problemas. Cando estás na montaña evádeste de todo, sempre dixen que estar no campo ten un efecto medicinal, de feito hai estudos sobre o beneficio de estar na natureza, e realmente penso que si ten ese efecto curativo", comenta.

Su afición por este campo -en el que creció de forma autodidacta a través de la documentación- es tal que en marzo del pasado año creó el blog "El naturalista cojo" con el que pretende acercar sus investigaciones sobre naturaleza a los demás. Lo de sus pinitos como bloguero también guardan otra vertiente: "Enseñar a la gente que las personas que estamos en silla de ruedas podemos hacer muchas cosas". 

Hace unos meses fue seleccionado como finalista en un concurso de blogs a nivel nacional. "Era a primeira vez que me presentaba a un concurso así e a verdade que sair finalista tan pronto foi un impulso moi grande para continuar", reconoce.

"En facebook xa cheguei aos mil seguidores -presume el joven- e, a raíz de isto, fixen algunha visita guiada, estanme saíndo cousiñas, como afición, pero eu estou encantado de facer escola", se ríe. Y es que precisamente ayer impartió en la Aula da Natureza de Ourense una charla para niños sobre la riqueza natural del Baixo-Miño, la comarca en la que se mueve.

Antes de su intervención conoció a Edgar, uno de los niños asistentes al curso que también usa silla de ruedas. "¿Qué, echamos una carrera?", le retó cariñosamente Manuel. Y se arrancaron por una cuesta.