TRÁFICO - TEMPORAL

La nieve atrapó camiones en las carreteras ourensanas y causó una salida de vía

En la ciudad se recogieron 35,2 litros de agua por metro cuadrado durante ocho horas

La imagen que presentaba ayer el Alto do Covelo, en A Veiga.
La imagen que presentaba ayer el Alto do Covelo, en A Veiga.
La nieve atrapó camiones en las carreteras ourensanas y causó una salida de vía

La nieve volvió a visitar las zonas más altas de la provincia y condicionó la circulación en la autovía A-52, entre A Gudiña y Mezquita; la N-525 y las carreteras  secundarias de A Veiga, Viana, Vilariño de Conso, Carballeda de Valdeorras, Laza, Montederramo, Vilar de Barrio, Chandrexa, Trives y Manzaneda. 

Los copos comenzaron a caer de madrugada y la Guardia Civil de Tráfico recomendaba a los conductores que circulaban por la autovía A-52, a la altura de A Gudiña, que evitarán realizar adelantamientos ante la presencia de nieve en la calzada. Sobre las 09,30 horas, tres camiones quedaron atravesados a la altura del kilómetro 112 (A Mezquita) y tuvieron que ser remolcados dada la capa de nieve acumulada. A esa misma hora, un conductor se salía de la carretera que enlaza A Mezquita y Portugal. El vehículo volcó y el automovilista resultó ileso.

La Guardia Civil Tráfico tuvo que rescatar a dos personas que quedaron atrapada por la nieve en Fonte da Cova, en plena Sierra de Trevinca (Carballeda de Valdeorras. En este municipio, la nieve cortó la carretera OU-122 (Sobradelo-León) al paso de camiones y autobuses. Los turismos debían circular con cadenas o neumáticos de invierno.

Lluvia

Mientras, la lluvia fue la protagonista en todas las zonas que están entre  100 y 500 metros sobre el nivel del mar. Pero no descargó en  todos los lugares con la misma intensidad, dado que en la ciudad se recogieron 35,2 litros entre las 08.00 y las 16,00 horas y en Verín cayeron 12 litros durante el mismo período. En Baltar, se registraron 12 litros y en el alto de O Rodicio (Maceda) y Melón casi 40 durante la misma franja horaria, según Meteogalicia.

La lluvia y la nieve que se derritió en las cumbres del Macizo Central elevó varios metros el cauce del río Arnoia, que en la noche de ayer discurría desbordado al llegar a Baños de Molgas. 

El agua inundó los bajos del balneario y mantenía sepultada la fuente y poza de agua termal, así como parte del área recreativa, algo que es habitual durante el invierno dada la cercanía de las instalaciones al cauce.

Por otro lado, el termómetro, que ayer cayó hasta menos 8,2 grados en Manzaneda, ganará hoy valores tanto durante la noche como por el día. Según Meteogalicia, la lluvia continuará descargando durante lo que resta de semana.