TEMPORAL

Nieve y niebla dificultaron la circulación en la autovía A-52

Los efectivos de Emergencia permanecían ayer en alerta tras descender la cota hasta los 400 metros 

Hielo y nieve en el margen de la carretera que enlaza Xinzo y Cualedro. A.R.
Hielo y nieve en el margen de la carretera que enlaza Xinzo y Cualedro. A.R.
Nieve y niebla dificultaron la circulación en la autovía A-52

La nieve y la niebla condicionaron ayer la circulación en la autovía A-52 y carretera N-525, a su paso por los municipios de A Gudiña, y en los municipios de Melón y A Cañiza (Pontevedra). En este último, Guardia Civil de Tráfico, Grupo de Emergencias (GES) y operarios de Carreteras, permanecían a las 21,00 horas en alerta al descender la cota de nieve hasta los 400 metros. "Puede nevar en zonas bajas durante la madrugada y a ratos de forma intensa", apuntó la meteoróloga María Souto.

La Dirección General de Protección Civil activó en la tarde de ayer el aviso amarillo por nieve en las provincias de Lugo y Ourense. En la primera, el manto blanco ya obligó a Tráfico a cerrar la carretera LU-633 (Pedrafita-Palas de Rei) en la tarde de ayer al paso de camiones y autobuses. Los conductores de turismos debían circular con cadenas o neumáticos de invierno. La Guardia Civil también recomendaba en A Gudiña y A Mezquita a todos los conductores que se dirigían a las provincias de Zamora y León que llevaran cadenas en el coche dado que en varias carreteras limítrofes con la comunidad autónoma gallega ya eran necesarias. "Al cruzar el túnel del Padornelo, la situación ya se está complicando", apuntaron fuentes de Tráfico.

La cota de nieve comenzará a subir a medida que avance la jornada de hoy hasta los 600-700 metros, por lo que los efectivos de Emergencia mantenía la alerta en la práctica totalidad de los municipios de la montaña ourensana.

La culpa es de una masa de aire frío procedente del Ártico que comenzó a cruzar Galicia en la madruga de hoy y no se alejará hasta la mañana del lunes. La situación provocará inestabilidad en la atmósfera, provocando que la nieve pueda venir acompañada incluso de granizo, según María Souto.

La temperatura mínima cayo ayer hasta los 0,6 grados en la ciudad mientras que la máxima no subió de los 8 grados. En Calvos de Randín se registraron menos 3,5, Baltar 2,5 negativos y Xinzo menos 1,1. La situación se repetirá durante la jornada de hoy , en la que el termómetro no pasará de los 10 grados durante la jornada de hoy en ninguna zona de la provincia, según Meteogalicia.