REPORTAJE

Para no olvidar cómo recordar

El daño cerebral adquirido es una lesión que provoca anomalías de diferentes tipos. Desde la asociación Renacer responden a las necesidades extramédicas de las personas que lo sufren con talleres y actividades

Para no olvidar cómo recordar

La pequeña familia formada por Javier Cabanas, Fernándo Rodríguez, Samuel Gómez, Abel Rodríguez, Marina Rodríguez y Silvia Adán tienen en común el daño cerebral adquirido (DCA), una lesión que padecen las personas que sufrieron un ictus, un derrame o una hemorragia cerebral, entre otras circunstancias. Otra cosa que también tienen en común es que acuden a las instalaciones de Aixiña para trabajar, con la asociación Renacer, el refuerzo de la memoria y así no olvidar cómo se recuerda.

Este grupo de seis personas se engloba dentro de los casi 50 usuarios afectados por el daño cerebral adquirido que participan en los diferentes talleres y terapias individuales que organiza la asociación. Los martes y los jueves es el momento de hacer trabajar la memoria y cada jornada empieza hacia las doce del mediodía recordando lo que hicieron la semana pasada "que yo ya casi no me acuerdo", comenta Fernando Rodríguez entre risas. Tras ese ejercicio es el tiempo de leer el periódico. Silvia Adán cuenta que "cada semana tenemos que leer el periódico antes de venir, elegir la noticia que más nos gusta o que más nos interesa y se la tenemos que contar a nuestros compañeros". Su compañero Samuel Gómez aclara que "no elegimos temas de política porque ya aburre". Para explicar las noticias Silvia tiene un truco: "Tomo notas para acordarme bien de los detalles y poder contárselo mejor a los demás". En poco más de diez minutos que llevaban de actividad, no pararon de reír en ningún momento y de contar todo lo que hacían con la asociación. La persona encargada de ayudarles en estos talleres de estimulación es María Parada: "El objetivo es hacer trabajar la memoria y la planificación de manera totalmente lúdica". Al mismo tiempo también pretenden "fomentar la colaboración y que entiendan las dificultades de sus compañeros para ayudarse entre ellos".

Pero las actividades no sólo se limitan a estos dos días. Los viernes es el momento de trabajar con manualidades. Fernando Rodríguez presume con una diana que habían hecho en el taller: "Nuestro próximo objetivo es hacer un rosco para que el juego de Pasapalabra sea lo más real posible -asienten todos-, porque ahora sólo jugamos con papeles", lamenta Javier Cabanas. A las manualidades también se suma un taller de teatro, en el que están ensayando una obra: "Vamos a estrenarla en mayo cuando vayamos a comer al monte", cuenta Fernando Rodríguez.

Una vez por semana tienen una salida cultural o de ocio. "El otro día fuimos a jugar a los bolos", recalca Abel Rodríguez. También fueron a ver una obra del Festival Internacional de Teatro de Ourense (FITO). Y en el caso de que no haya ningún evento cultural programado en la ciudad "quedan para ir de tapas y se lo pasan genial". Y la actividad no cesa en verano, ya que "nos vamos a Sanxenxo" (cuenta Javier Cabanas) "y también al balneario de Cuntis". El reloj marcó las 13,30 horas y llega el momento de despedirse, ya que es la hora de jugar a las cartas y "eso es sagrado".

26 de octubre, su día

La asociación Renacer conmemorará el 26 de octubre el Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido con dos mesas informativas, una hoy y otra el propio días 26. Hoy estarán a partir de las 10,00 horas en la calle del Paseo, y el miércoles 26 estarán, además de frente a la Sala Valente, en el CHUO. Con esta iniciativa la asociación intentará arrojar luz sobre el DCA e informar sobre lo que hay que hacer una vez que la persona lo sufre. Por otro lado, también venderán camisetas a diez euros bajo el lema "Una vida salvada, merece ser vivida". Los fondos recaudados con dicha venta irán destinados íntegramente a la asociación.

Renacer también llevará el 25 de octubre, a las 20,30 horas en el Auditorio Municipal, la ópera rock-folk "The Rebel-O Rebelde", un espectáculo musical creado y recientemente estrenado por los ourensanos Miguel e Iván Caride. Las entradas tendrán un precio de 15 euros y una parte de la recaudación irá para la asociación. Porque con esfuerzo y ánimo Renacer sigue haciendo que las personas con DCA puedan seguir aprendiendo a recordar.