EDUCACIÓN

La nueva selectividad convoca 
a 1.413 alumnos ourensanos

Alumnos, padres y docentes hablan de "dudas e desemparo" ante la prueba, que se celebra en junio 

Un grupo de alumnos de 2º de Bachillerato del instituto Otero Pedrayo de la ciudad.
Un grupo de alumnos de 2º de Bachillerato del instituto Otero Pedrayo de la ciudad.
La nueva selectividad convoca 
a 1.413 alumnos ourensanos

La cuenta atrás para la nueva selectividad empieza para los 1.413 alumnos ourensanos matriculados este año en 2º de Bachillerato, sin resolverse todas las dudas planteadas por la comunidad educativa. El curso pasado se presentaron 1.433 estudiantes en la provincia. 

Las pruebas, denominadas de forma oficial Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU) serán del 6 al 9 de junio y se mantiene la convocatoria extraordinaria en septiembre. 

Faltan menos de dos meses para el arranque de los exámenes y los aspirantes desconocen el idioma del que podrán examinarse. "Antes podían elixir a lingua estranxeira que quixesen e, polo de agora, parece que teñen que examinarse do primeiro idioma que cursaron en 2º de Bacharelato. Non obstante, isto aínda non está claro. Hai rumores de que poderán escoller", indica Juan Antonio Saco, director del instituto Otero Pedrayo. Este cambio en la normativa afecta a otras alternativas a las que recurría el alumnado. "Antes había alumnos que cursaban como primeira lingua estranxeira inglés pero preferían avaliarse de francés ou alemán porque se lles daba mellor", 

Por su parte, la jefa de estudios de Secundaria y Bachillerato de Salesianos, Marta Gómez, critica el poco margen con el que se han realizado estas modificaciones, perjudicando al alumnado y dificultando la tarea docente a la hora de enfocar el temario para los exámenes que contempla la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce). "Ao principio de curso, permitiron aos alumnos matricularse de materias como, por exemplo, Tecnoloxía Industrial ou Ciencias da Terra, das que existía examen en tódolos anos anteriores e, de repente, a metade de curso non teñen este dereito".

Padres

Desde la confederación galega de asociaciones de madres y padres de alumnos de centros públicos (Confapa), recuerda el "desamparo" que supone la ABAU para los estudiantes que aprobaron 2º de Bachillerato el año pasado. "Atópanse nunha situación de inseguridade ao non saber se teñen que avaliarse ou se poden presentarse este ano para mellorar nota e acceder á universidade", destaca su vicepresidente, José Antonio Álvarez Caride.

 Los padres reconocen que la prueba genera desigualdad de oportunidades entre el alumnado. "As modificacións dos marcos normativos teñen un impacto definitivo na súa capacidade de acceder á formación universitaria, lesionando de xeito definitivo a nosa potencialidade como sociedade partícipe da economía do coñecemento".