INSTALACIONES - OURENSE

El nuevo albergue para peregrinos, en el Casco Vello, abrirá de forma "inminente"

El presupuesto de la rehabilitación del inmueble, con capacidad para 50 plazas, supera los 720.000 euros

El nuevo albergue para peregrinos, en el Casco Vello, abrirá de forma "inminente"

Con varios meses de retraso respecto a la previsión inicial fijada por la Axencia de Turismo de Galicia en el verano de 2016, el organismo autonómico tiene previsto abrir de forma "inminente" el albergue de peregrinos en la rúa Barreira, en pleno corazón de la ciudad. Así se lo manifestó en la última junta de área de Turismo a la oposición el concejal Jorge Pumar.

El nuevo albergue, con un presupuesto que supera los 720.000 euros, se ubicará en un edificio totalmente rehabilitado en la confluencia de las rúas Barreira y Burgas y tendrá capacidad para 50 personas. La cesión del inmueble fue fruto de un convenio firmado entre el Concello de Ourense, propietario del edificio, y la Xunta.

Según las explicaciones proporcionadas por la Axencia de Turismo de Galicia, los retrasos en los plazos previstos (17 meses de obra) se debieron a la obligación de realizar varios modificados en el proyecto, "algo habitual en traballos de rehabilitación en zonas históricas como reforzos estruturais, impermeabilizacións ou modificacións en saneamento".

El equipamiento contará con una sala de estar, cocina, duchas, aseos, lavandería o almacén de mochilas, entre otras dotaciones. La superficie total edificada es de 647,71 metros cuadrados.

Entre los objetivos que se buscan con este nuevo albergue, está el de acercar a los peregrinos, que actualmente tienen que alojarse en el complejo de San Francisco, a los principales recursos turísticos de Ourense y a la zona histórica, en proceso de recuperación con otros proyectos como la rehabilitación de inmuebles en la zona sur para destinarlas a viviendas de protección social. Están en marcha actuaciones en las rúas Vilar o Cervantes.