OBRAS EN LA CIUDAD

La obra en Otero Pedrayo se retoca con demandas vecinales

La Xunta estudia alternativas que eviten un rodeo por Doutor Temes para acceder a portales y garajes

Tramo de la avenida Otero Pedrayo en el que se buscará la solución para una mejor movilidad.
Tramo de la avenida Otero Pedrayo en el que se buscará la solución para una mejor movilidad.
La obra en Otero Pedrayo se retoca con demandas vecinales

Las inquietudes de un grupo de vecinos de la avenida Otero Pedrayo en relación a la reforma integral del vial que la Xunta está ejecutando desde principios de abril provocarán ciertos ajustes respecto al proyecto original para atender las demandas planteadas, relacionadas con los problemas que, en opinión de los residentes, se iban a  generar a la hora de acceder a los portales y garajes del primer tramo de Otero Pedrayo, obligando a realizarles un rodeo por la rúa Doutor Temes.

En la actualidad, en el cruce con el acceso al Campus sur, los conductores pueden desviarse sin problema hacia el carril de servicio, mientras que en el proyecto, al estar contemplada una rotonda, el desvío hacia el vial lateral solo permitiría conectar con la rúa Bernardo González Cachamuíña.

Según confirma el concejal de Infraestruturas, José Araújo, tanto el gobierno municipal como técnicos de la Consellería de Infraestruturas se han reunido en dos ocasiones con los vecinos para escuchar su planteamiento, encuentros de los que salió el compromiso de estudiar una alternativa que evite el rodeo que preocupa a los vecinos, que entienden que es totalmente viable técnicamente.

Fuentes de la Xunta destacan que "siempre atendemos a todas as persoas que se interesaron polo proxecto" y que también han recogido demandas manifestadas por el propio Concello, "que aglutina e traslada as necesidades como interlocutor".


Puntualizaciones


Por otro lado, desde hace unos días se puede ver por el barrio un cartel en el que se recogen quejas como la supresión de las salidas y entradas entre el vial central y el de servicio.

Fuentes de la Consellería de Infraestruturas explican que esta obra busca "mellorar a seguridade" y que, por tanto, se suprimirán esos accesos con una mediana que ya se puede vislumbrar, "para canalizar os movementos de longo recorrido polo centro e os de curto polo outro".

En el manifiesto, también se recoge la disconformidad con el tiempo de ejecución de la reforma (12 meses). La Xunta garantiza que es el tiempo óptima para terminar los trabajos y garantizar la seguridad.