METEOROLOGÍA

La mitad de Ourense despierta con los termómetros bajo cero

Verín registró la mínima gallega (-8º) y el escenario se recrudece, con aviso amarillo en Monterrei

Un vecino camina entre la niebla y la helada que se apreciaba este viernes en el Alto do Cumial.
Un vecino camina entre la niebla y la helada que se apreciaba este viernes en el Alto do Cumial.
La mitad de Ourense despierta con los termómetros bajo cero

El anticiclón que se situó sobre el continente europeo está congelando, al llegar la noche, a la mitad de la provincia, teniendo mucha más incidencia el frío en las zonas bajas –situadas en márgenes de ríos– caso de la ciudad y villas como Xinzo y Verín. Por contra, las localidades que están situadas por encima de los 700 metros de altitud, registran valores climáticos  más benignos. 

"El anticiclón no permite la entrada de aire, lo que provoca que en las zonas bajas se formen bancos de niebla, que impiden que las temperaturas se recuperen incluso durante el día", aseguró la meteoróloga María Souto, puntualizando que en los lugares en los que no hay niebla, "una vez que sale el sol, las temperaturas son más agradables. Estamos ante un fenómeno que se conoce como inversión térmica".

El termómetro caía este viernes, a las 09,10 horas, hasta los -8,3 grados en Vilela (Verín). Fue la temperatura más baja de Galicia, mientras que Xinzo registraba -6,1, mientras que en la estación invernal de Manzaneda no bajó de los 3,5 positivos. En la ciudad, -1. 

La situación se recrudecerá aún más durante las jornadas de hoy y mañana. De hecho, Aemet decretó el aviso amarillo por frío durante la noche de ayer y hoy en el valle de Monterrei. El termómetro ganará valores por la noche a partir del lunes, aunque continuará haciendo frío, según María Souto. "Las temperaturas son normales para esta época del año. No estamos ante una ola de frío, porque por el día, en las zonas en que no hay niebla, luce el sol y el termómetro sube hasta los 15 e incluso más grados", añade la meteoróloga.