DESEMPLEO

El desempleo bajó en el 2016, pero el 90% de los contratos son temporales

A 31 de diciembre se contabilizaban 22.720 parados en Ourense, con un descenso mínimo sobre noviembre de 36 personas

El desempleo bajó en el 2016, pero el 90% de los contratos son temporales

El saldo del empleo en Ourense durante el 2016 ha sido positivo. A 31 de diciembre había inscritos en las oficinas del Sepe 22.720 demandantes de un puesto de trabajo, 2.510 menos que un año antes, por lo tanto con una rebaja del 9,95%. La campaña navideña, importante para el comercio y la hostelería durante diciembre, ha sido vital para que bajase en el sector servicios en 229 el número de desempleados, pero todos los demás han perdido trabajadores: en agricultura, 21; en industria, 32 y en la construcción, la más castigada, hay ahora 198 parados más. También baja en 58 personas el desempleo en el apartado "sin empleo anterior". Por lo tanto el saldo del último mes ha sido positivo porque se contabilizan 36 personas menos sin trabajo.

Con todo, el balance del 2016 deja muchas zonas de sombra: se creó empleo neto, pero sujeto a una gran temporalidad. O lo que es lo mismo, los empresarios ourensanos aún no sellan sus relaciones laborales con contratos indefinidos. En los doce meses se suscribieron 72.828 contratos en la provincia, pero solo 6.691 eran indefinidos (se incluyen también los temporales convertidos en indefinidos). Es decir, el 9,19% de esas relaciones no estaban sujetas a vencimiento. Por el contrario, los temporales sumaron 66.137, un 90,81% sobre el total. El turismo, las épocas de mayor consumo o algunas tareas agrícolas se han mostrado con el latido suficiente para crear empleo, pero con fecha de caducidad.

Aún en diciembre, con el impulso del consumo en pleno apogeo, la contratación ha ido a la baja en Ourense. Se firmaron 4.857 contratos, pero fueron 842 menos que el mes de noviembre (-14,77%), incluso menos que en diciembre del 2015 ya que hubo 442 menos (-8,34%). Es más, la provincia fue la única de Galicia que cerró en negativo porque las otras tres hicieron el pasado mes más contratos que en diciembre del 2015. No solo eso, sino que fue la provincia española donde más bajó la contratación navideña, lo que enfría las posibilidades de que las empresas se hayan reforzado para hacer frente a un supuesto crecimiento en los pedidos.

Seguridad Social

Por lo que respecta a las afiliaciones a la Seguridad Social, la provincia contabiliza ahora 100.633 afiliados, después de haber perdido 287 en el último mes (-0,28%), si bien el saldo de los últimos doce meses ha cerrado en positivo, con un incremento de 1.274 altas con respecto al 31 de diciembre del 2015, lo que supone un crecimiento del 1,28%. De ellos, 75.212 pertenecen al régimen general y 25.421 al de trabajadores autónomos. Como en otras variables, la provincia de Ourense es la que menos afiliados tiene de Galicia.