PARO

Ourense baja de los 20.000 parados, cifra inédita en los últimos diez años

En el 2017 la tasa de reducción de desempleo fue la más alta de Galicia, pero la contratación indefinida apenas mejoró

Ourense baja de los 20.000 parados, cifra inédita en los últimos diez años

La estadística permitirá que el 2017 pase a la historia como el mejor año para el empleo desde la crisis que, precisamente, nació hace diez años. Desde el 2007 en ningún ejercicio Ourense había conseguido bajar de los 20.000 inscritos en los registros públicos de desempleo. En esta ocasión sí se ha batido ese registro. A 31 de diciembre había 19.930 desempleados, una cantidad homologable a los 19.623 anotados en el 2007, en el último tramo del ciclo expansivo de la economía. 

Además permite tomar cierta distancia positiva de los años de plomo del paro, como por ejemplo el 2012, que se cerró con 30.407 demandantes de un puesto de trabajo, batiendo un récord en la destrucción de empleo. En la actualidad hay 11.477 parados menos que entonces y la soga ha comenzado a aflojarse. En el último año el paro ha bajado un 12,89%; es decir, 2.790 personas menos esperando trabajar. Puestos a sacar pecho, en Ourense es en donde más ha descendido porcentualmente el desempleo de toda Galicia en el 2017: en A Coruña, un 8,73%; en Lugo, un 11,075% y en Pontevedra, un 10,56%. La media gallega ha sido del 10,15%. 

Tras esa oración principal, la subordinada: el empleo creado es temporal, mal retribuido en muchas actividades y con una alta estacionalidad. En los doce meses del 2017 se firmaron en Ourense 76.606 contratos, pero únicamente 7.409 eran indefinidos, con una tasa del 9,67%, y los 69.197 restantes fueron temporales; es decir, un 90,33 % del total. 


El paro lo cobra el 55,3% de los desempleados, con una media de 736 euros, la tercera más baja de España


Un ejemplo de esta tendencia se percibe con nitidez en los contratos de diciembre: se firmaron 5.483, 302 menos que en noviembre (-5,22%), pero 626 más que el último mes del año 2016 (+12,89%). Del total, solo 508 fueron indefinidos, 100 menos que en noviembre (-16,45%) y solo 6 más que el año anterior. 

La estacionalidad es otro de los factores concluyentes: el consumo navideño ha venido en favor de los datos del último mes. Bajó el paro en diciembre en 471 personas, de las que 435 eran del sector servicios, mayoritariamente comercio y hostelería, actividades vinculadas al consumo. Pero también cerró el año la industria con 36 parados menos, o el colectivo sin empleo anterior (-99), pero la construcción perdió 81 puestos y la agricultura, 18. 

Desde el punto de vista social, los datos del Ministerio de Empleo evidencian una importante brecha de género en Ourense. El sector servicios, que tiene un componente femenino importante, ha sido el que más ha beneficiado a las mujeres —67 parados más para ellos, 538 menos para ellas—. Sin embargo, en el cómputo general sigue habiendo más mujeres sin empleo que hombres: 10.993 frente a 8.937, respectivamente. Si los datos abarcan al conjunto del año, la brecha es mayor porque el desempleo desciende entre los hombres un 15% y entre las mujeres esa tasa se queda en el en 9,9%. 

La Seguridad Social ganó 1.385 afiliados en un año

La Seguridad Social cerró el 2017 en Ourense con saldo positivo, al ganar en el pasado ejercicio 1.385 nuevos cotizantes, una cantidad que permite alejarse de la cifra psicológica de quedar por debajo de los 100.000 cotizantes, en la que la provincia estuvo instalada durante buena parte de la crisis. Ahora el cómputo total es de 102.018 personas que aportan sus cuotas al sistema, pese a que en diciembre la Seguridad Social cerró con un déficit de 246 afiliados sobre noviembre. Eso sí, se incrementó la cifra anual en un 1,38%.

De la cantidad total de personas que contribuyen a la Seguridad Social, 73.347 lo hacen a través del Régimen General, 292 en el Seguro Agrario y 3.317 en el de Empleo en el Hogar, hasta sumar la cifra total 76.956 personas que están en todo el Régimen General. La cifra de autónomos era de 25.061 al cierre del 2017.

Desde el punto de vista de las prestaciones percibidas por los desempleados, es cierto que hay 19.930 demandantes en la provincia, pero únicamente 10.145 perciben algún tipo de retribución mientras pasa por esa tesitura. Es decir, el 44,7% se queda fuera de la nómina pública del paro. Entre los que la cobran 3.770 tienen derecho a la contributiva, mientras que 4.982 perciben el subsidio. Cierran la distribución los 1.090 que tienen derecho a la Renta Activa de Inserción y los 303 que están en el Programa de Activación de Empleo.

La Seguridad Social dedicó al pago de las nóminas del paro 7,4 millones de euros el último mes y de nuevo los desempleados de Ourense están entre los que menos cobran (736 euros), por delante de Cáceres y Badajoz.