DESEMPLEO

Paro y bajas en la Seguridad Social vuelven tras el verano a Ourense

A 31 de agosto, la provincia ganó 132 parados y perdió 262 afiliados al sistema público

Paro y bajas en la Seguridad Social vuelven tras el verano a Ourense

n n n La finalización de agosto ha supuesto también un baño de realidad laboral en la provincia. Concluyó el empleo estacional y crece el paro registrado. A 31 del mes pasado había en la provincia 18.872 parados, lo que supone sumar 132 más en relación al mes anterior (0,70%), aunque la lectura interanual deja 1.699 parados menos que en agosto del 2017, lo que supone con una caída del 8,26%.
Nuevamente, uno de los puntos débiles es el empleo femenino ya que de todos los parados, 7.796  son hombres y 11.076 son mujeres. También la temporalidad y el empleo ligado a los servicios son otra de las constantes. 
De los 132  nuevos parados, la distribución es la siguiente: 18 menos pertenecen a la agricultura, 26 más a la industria, 21 menos a la construcción y 154 más al sector terciario, sobre todo hostelería y comercio. Los otros nueve se inscriben en el apartado de "sin empleo anterior".
Tampoco las alegrías vienen por el lado de la Seguridad Social. Al contrario, el número de afiliados en la provincia es ahora de 104.141 personas, con 262 bajas en el último mes (0,25%), aunque hay 1.339 más que en agosto del pasado año, lo que supone un crecimiento del 1,30% en tasa interanual. En este escenario las comparaciones se sitúan con los años de la crisis, si bien es tradicional que en agosto crezca el número de desempleados.


Eventualidad


El empleo vuelve a teñirse de temporalidad o de "precariedade" como dicen los sindicatos. El mes pasado el 91,18% de los 8.180 contratos hechos en Ourense eran temporales, y de ellos 2.690 fueron por obra o servicio y 3.297 eventuales por circunstancias de la producción. Pedro Barreiros, secretario comarca de Comisiones Obreras, cree que "os datos constatan que a recuperación económica alardeada dende certos organismos non chega ao mercado laboral provincial e, como consecuencia, tampouco aos traballadores".

La opinión que traslada UGT no difiere de este sindicato. Mario Franco, secretario provincial, cree que "non hai nada que indique que se mudara de modelo produtivo e ao mesmo tempo que vaia cambiar a tendencia que levamos arrastrando todos estes anos de crise". Añade, por ejemplo que "para facer 721 contratos indefinidos foi necesario facer 8.180 contratos".

Sin embargo, para el presidente de la CEO, José Manuel Pérez Canal, "los datos del paro en agosto no son malos a pesar del ligero incremento, puesto que hay un importante componente estacional que lo justifica por los contratos laborales vinculados al fin de la etapa veraniega". Entiende que “lo importante es que el contexto estructural se mantenga, porque eso permitirá crear empleo estable, como ha venido sucediendo en los últimos años". Para ello, reclama "que se mantengan las medidas estimuladoras que faciliten la actividad económica, y con ella, la ocupación laboral".


Galicia y España


Por otra parte, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en Galicia subió en agosto en 1.012 personas, un 0,62%, con respecto al mes anterior, hasta los 164.424 desempleados. El incremento porcentual mensual en la comunidad gallega (0,62%) está por debajo de la media del conjunto de España, cuya cifra total de parados registrados en el pasado mes de agosto se sitúa en 3.182.068 personas, lo que supone un 1,5% de subida en relación al mes anterior. 


El Gobierno reconoce que hay una "moderación" del crecimiento


La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha pidió ayer no llegar a conclusiones "apresuradas" sobre los últimos datos de paro y turismo, ya que a nivel interanual los datos de empleo han mejorado y se ha incrementado el gasto de los turistas, por lo que ha indicado que el Gobierno mantiene su previsión de un avance del 2,7% del PIB para este año, con una "moderación" del crecimiento.

Calviño ha señalado que el aumento del desempleo o la reducción de las afiliaciones a la Seguridad Social "no es nunca una buena noticia", si bien ha subrayado la importancia de no llegar a "conclusiones apresuradas" basándose en un dato "aislado" de un mes o un indicador concreto. "No es correcto que con los datos de empleo de julio habláramos de los mejores resultados de la historia y ahora en agosto hablemos de los peores de la historia reciente, hay que ponerlo dentro de un contexto", ha apuntado Calviño, quien ha asegurado que agosto siempre es un mes "especial" por la influencia de la estacionalidad. En todo caso, ha destacado que si se comparan los datos con los del año pasado se refleja un incremento del 3% en las afiliaciones a la Seguridad Social, una reducción del paro registrado del 6%, en el mismo nivel entre los desempleados menores de 25 años.