ANIMALES

Perros empachados de Navidad

Las clínicas veterinarias de Ourense reciben en estas fechas hasta un 90% más de canes con intoxicaciones alimentarias o gastroenteritis. ¿La causa? ser alimentados a base de las sobras de comidas y cenas navideñas

Rubén Novoa Mellado, de Clínica Canvet, auscultando el abdomen a una perra de raza Doberman Pinscher.
Rubén Novoa Mellado, de Clínica Canvet, auscultando el abdomen a una perra de raza Doberman Pinscher.
Perros empachados de Navidad

Al igual que a los seres humanos, los excesos de Navidad también pasan factura a nuestras mascotas. Las clínicas veterinarias registran estos días un repunte de perros que llegan a sus consultas con gastroenteritis e intoxicaciones al ser alimentados a base de sobras navideñas, desde restos de marisco hasta una onza de chocolate. "El 80% de los casos atendidos durante el periodo navideño es por este motivo. En el caso de las urgencias, el porcentaje se eleva hasta el 90%", apunta Julia Novoa Mellado, de Clínica Canvet. 

Un cambio en la alimentación que se traduce en problemas estomacales como cólicos, colitis y gastritis pero que también pueden afectar a la epidermis del animales," apareciendo dermatitis localizada y edema facial", matiza Mellado. Eso sí, patologías todas ellas que remiten una vez que la mascota recibe el tratamiento adecuado. "El porcentaje de resolución es elevado pero el problema es si la situación se repite ya que el proceso se cronifica obligando a darle al perro una dieta de por vida o durante varios meses", puntualiza.

Si en verano aumentan las consultas al veterinario por traumatismos, en Navidad el detonante son las indigestiones caninas. "En las épocas de más calor vienen porque sufrieron atropellos o, en el caso de los gatos, al caerse de las ventanas. Ahora, por empachos". Una carga de trabajo para las clínicas veterinarias como la que regenta Pedro Figueiriñas,de la clínica Tecsagés. "En estos días, hemos tenido entre tres y cuatro casos. A los propietarios les pedimos que alimenten a las mascotas con pienso y que se estén atentos porque quien suele darle comida inapropiada durante estas fechas es la gente que viene a casa a cenar". Una idea que comparte Judith Combarro, propietaria de CatroGatos, en A Valenzá, que atendió en los últimos días cuatro perros enfermos por consumir productos con grasa, como el cordero o dulces. 

"Sempre que coincida con unha festa, aumentan os casos xa que os donos levantan máis a man do normal cas súas mascotas". La peor parte se la llevan los animales con dieta a base de pienso. "Se son cans que comen comida caseira non teñen tantos problemas pero se só comen pienso afectaralles máis. Todo isto complícase se o can ten algunha intolerancia alimentaria xa de base ou unha pataloxía previa", recuerda Combarro. 

Desde el Colegio Oficial de Veterinarios insisten en la importancia de una alimentación responsable: "Recomendo dietas específicas adaptadas ao tipo de can e con todos os nutrientes necesarios para unha dieta equilibrada. Ademáis, no mercado temos ofertas adaptadas a todas as economías", indica su presidente, Juan José Gómez Fernández. 

¿Qué alimentos son perjudiciales para nuestros perros?

Los veterinarios apuestan por una dieta a base de pienso "al garantizar ya todos los nutrientes necesarios", apunta María Concepción Fernández, propietaria de Gatocan Centro Veterinario, ubicado en San Pedro de Moreiras. Con el fin de evitar intoxicaciones e indigestiones caninas, la experta aconseja no ofrecer a los animales restos de langostinos, "que tienen una sustancia, la quitina, que no digieren bien y les provoca vómitos y diarrea".  La lista de alimentos navideños perjudiciales para la raza canina la completan carnes como la del cordero, por su alto contenido en grasa; las uvas, que afectan a sus sistema renal, y el chocolate, considerado un producto tóxico al contener teobromina. "También, es necesario mantener la flor de Pascua lejos de los perros ya que es tóxica".