OPERACIÓN POPEYE

Un piso de Ourense, convertido en un laboratorio para cultivar marihuana

En el dispositivo policial fue detenido un hombre de 64 años y nacionalidad colombiana por los delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico

Las plantas halladas por la Policía Nacional durante la investigación.
Las plantas halladas por la Policía Nacional durante la investigación.
Un piso de Ourense, convertido en un laboratorio para cultivar marihuana

Un vecino de Mariñamansa, identificado como H.S.R., de 64 años y natural de Colombia, fue detenido el pasado día 12 por la Policía Nacional como presunto autor de un delito contra la salud pública al intervenirle en su piso 140 plantas de marihuana. Los agentes descubrieron que el detenido destinaba la mayor parte de la vivienda a la producción y secado de la droga. Para ello, pirateaba el fluido eléctrico con una conexión ilegal en la red de suministro.

Los hechos que motivaron la detención comenzaron a principios del pasado mes de mayo cuando los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Ourense detectaron que un vecino del barrio de Mariñamansa podría estar cultivando marihuana para distribuirla en la ciudad.

Los policías establecieron un dispositivo de vigilancia en el barrio, durante el que comprobaron que había un enganche ilegal en el tendido eléctrico, a través del que se estaba pirateando energía .

Las pesquisas finalizaron en la mañana del pasado día 12 con la entrada de los agentes en el piso de H.S.R. y, durante un registro, comprobaron que la vivienda había sido convertida en un  "laboratorio indoor", dotado de lámparas, ventilación, reactancias e instrumentos que permitían mantener en condiciones adecuadas a las plantas de marihuana para su desarrollo en cualquier época del año. 

El detenido, según fuentes policiales, utilizaban la despensa  del inmueble como secadero, tras ser  dotado de filtros de carbono para impedir que el olor de la droga saliera al exterior.  Los policías intervinieron 140 plantas que crecían en distintas macetas, varias bolsas con marihuana, según fuentes policiales, ya preparada para la venta y una báscula de precisión. El detenido prestó declaración en la mañana de ayer y quedó en libertad, aunque como investigado por un delito contra la salud pública.