MOVILIDAD

El plan de movilidad se atasca por "conflictos" en los talleres

El programa Móvete por Ourense solo tiene encaminadas las conclusiones sobre el Camino Escolar

<p></p>
<p></p>
El plan de movilidad se atasca por "conflictos" en los talleres

El diseño de la movilidad en la ciudad, canalizado a través del programa "Móvete por Ourense", no está resultando una tarea sencilla, tal y como quedó ayer confirmado en la reunión de la comisión técnica en la que participan representantes de los cuatro grupos políticos con representación en la Corporación y técnicos de la consultora Urba+.

En el encuentro, se dio cuenta de los problemas que han surgido en dos de los tres talleres en los que se ha estructurado el grupo motor para analizar diferentes aspectos y proponer soluciones. En concreto, se trata de los que trabajan en la integración de la bicicleta y medidas para favorecer la accesibilidad, donde han surgido "problemas procedimentales" que complican las reuniones de trabajo al "faltar orden y una estructura", asegura uno de los asistentes a la reunión.

Sobre esta cuestión se pronunció, en un audio remitido por el Concello, el concejal de Infraestructuras, José Araújo, que anima a "resolver os conflictos porque temos moitas esperanzas postas nesta iniciativa".

En una línea similar se manifiestan los representantes de la oposición. Manuel Álvarez, de Democracia Ourensana, recuerda que el plan para pacificar el tráfico es un objetivo común; Javier Rey, del PSOE, confía "en que las cosas vayan bien"; mientras Martiño Vázquez, de Ourense en Común, pide "tranquilidade" y destaca que "temos clara a folla de ruta", apuntando que todo proceso participativo "é lento".

Diferentes están siendo las cosas en el grupo que se está encargando de trabajar en la implantación del Camiño Escolar, encaminado a facilitar los desplazamientos de los pequeños a sus centros educativos. "Está moi avanzado", señaló Araújo sobre el programa.

Hoja de ruta

Según el cronograma que manejan Urba+ y el Concello, el plan de movilidad debería estar concluido a finales del presente año. Los trabajos comenzaron a mediados de abril y se fijaba un plazo de ocho meses. A continuación, será el momento de comenzar a aplicar las medidas acordadas para caminar hacia una pacificación del tráfico. En la última semana de la movilidad, ya se probaron peatonalizaciones exprés.