LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO

El gerente de Frutas Mavaz, en prisión por tráfico de drogas y red criminal

Los otros siete detenidos en la operación Falla también ingresaron en la cárcel por los mismos delitos, tras declarar en el juzgado

Uno de los ocho detenidos en Galicia y Portugal en una operación contra el narcotráfico, en la que se han intervenido 400 kilos de cocaína. (EFE)
Uno de los ocho detenidos en Galicia y Portugal en una operación contra el narcotráfico, en la que se han intervenido 400 kilos de cocaína. (EFE)
El gerente de Frutas Mavaz, en prisión por tráfico de drogas y red criminal

El gerente de Frutas Mavaz, Manuel Vázquez, ingresó en prisión, comunicada y sin fianza, en la noche de este lunes tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción 1 de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) como presunto autor de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

El titular del juzgado también decretó el ingreso en la cárcel para los otros siete detenidos, entre los que está un trabajador de Manuel Vázquez, natural de Ecuador, de nombre Jon, por los mismo delitos. Para tomar esta medida se ampara en que existe riesgo de fuga y de destrucción de pruebas, que pueden ser claves para la instrucción del sumario. 

Los ocho fueron trasladados a la prisión de A Lama sobre las ocho de la tarde tras una intensa jornada de toma de declaración, durante la que los agentes de la Policía Nacional sacaron a algunos de los detenidos en varias ocasiones  del juzgado al calabozo, y viceversa.

Según pudo saber este periódico, Manuel Vázquez, se desligó, contestando a preguntas de su abogado, del alijo de cocaína intervenido el pasado viernes en un camión con el cargamento de fruta para su empresa en  la calle número 6 del Polígono de San Cibrao.

La mayor parte del resto de detenidos también solamente contestó a las preguntas de sus abogados al estar las actuaciones que llevaron a cabo los agentes del Grupo de Respuesta Contra el Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional bajo secreto de sumario.

La Fiscalía Antidroga de Pontevedra, que coordinó la operación junto con el Juzgado de Instrucción 1 de Vilagarcía de Arousa, pidió que los ocho detenidos ingresaran en prisión.


Operación abierta


Los agentes del Greco mantienen la operación antidroga abierta. Durante la jornada de ayer comenzaron a revisar todo el material intervenido en los distintos registros domiciliarios y en en la nave de  Frutas Mavaz. Los policías no descartaban  que se puedan producir más detenciones tanto en la provincia de Ourense como en Pontevedra, aunque en este caso ya se trataría de personas que tuvieron algún tipo de relación, posibles compradores de sustancias estupefacientes para venderlas al menudeo. 


Un fugado


Los policías nacionales están llevando a cabo las pesquisas con total mutismo desde que el alijo de droga, 430 kilos, fueron desembarcados en el puerto luso de Leixoes (Oporto) y cargados en el camión con destino a Ourense. Los agentes venían siguiendo el vehículo y nada más apresar la cocaína comenzaron a practicar detenciones simultáneas en Ourense y Pontevedra.

Inicialemente, tenían previsto nueve arrestos, pero uno de los presuntos narcotraficantes se  percató de la presencia policías y se dio a la fuga, permaneciendo en la jornada de ayer en paradero desconocido. 

Entre los ocho detenidos, además del industrial ourensano y su trabajador, natural de Ecuador pero residente en la ciudad, hay dos colombianos -uno es mujer- y cuatro pontevedreses. 


Escoltados y vigilados por varios policías


Los ocho detenidos fueron trasladados a la dependencias judiciales de Vilargarcía esposados y escoltados por varios agentes. Los agentes los llevaban meses siguiendo sus pasos  y, según fuentes policiales, los catalogaron como peligrosos, temiendo que se pudieran dar a la fuga durante el traslado.


Una red criminal con actividad en varios países, según la policía portuguesa


Los ocho detenidos en Ourense y Pontevedra integraban "una red criminal que tenía actividad en diferentes países, dedicándose principalmente al tráfico de grandes cantidades de cocaína", según la Policía Judiciaria portuguesa.

Los agentes lusos dieron a conocer ayer la operación antidroga, que bautizaron en el nombre de "Falla",  en la que elevan a 430 los kilos de cocaína intervenidos en el camión junto a la nave de Frutas Mavaz en el Polígono de San Cibrao.

La Policía Judiciaria asegura que los ocho detenidos tienen nacionalidad española, ecuatoriana y colombiana, al tiempo que recuerdan que la operación la llevaron a cabo en colaboración con las policías españolas y de Ecuador, de donde partió el alijo intervenido. Las pesquisas estuvieron coordinadas en Portugal por el Departamento  de Investigación y Acción Penal de Lisboa.

Los agentes lusos y los del Greco de la Policía Nacional tienen previsto ofrecer hoy detalles de la operación en la capital lusa, en la que se expondrá el alijo de droga y resto de material decomisado.