AGRESIÓN SEXUAL

Prisión para el detenido por la agresión sexual a dos menores ourensanas

Argumentó que fue novio de cada una de las víctimas y que las relaciones fueron consentidas

El detenido, a su salida de los juzgados
El detenido, a su salida de los juzgados
Prisión para el detenido por la agresión sexual a dos menores ourensanas

La titular del Juzgado de Instrucción de Xinzo decretó este viernes el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, del joven de A Boullosa (Baltar) José Antonio J.N., de 24 años,  como presunto autor de un delito de agresión sexual, otro de abusos sexuales y un tercero de tráfico de drogas que no causan grave daño a la salud.

El ya recluso de la cárcel de Pereiro de Aguiar fue detenido en la tarde del pasado miércoles después de que dos menores denunciaran que las había violado, a una la semana pasada y a la otra el pasado mes de agosto. La Guardia Civil halló, durante un registro de su vivienda, siete kilos de marihuana y diverso material para el cultivo, crecimiento y secado de este tipo de droga.

El detenido llegó pasadas las nueve de la mañana, escoltado por dos guardias civiles, al edificio judicial de A Limia, donde permaneció declarando hasta la una del mediodía. Durante el interrogatorio, reconoció que conocía a las dos menores, una de 14 años y otra de 17, dado que había sido novio durante un tiempo, primero de una y, últimamente, de la otra. En este sentido, argumentó  que  todas las relaciones que mantuvieron fueron consentidas. 

La fiscal solicitó el ingreso en prisión, mientras que la abogada defensora, María Teresa Joga, declinaba dar a conocer detalles del alegato de su defendido al considerar que afecta directamente a dos  menores de edad, pero expresó su disconformidad con el auto de ingreso en prisión. "Vamos a recurrirlo lo antes posible y esperamos que pase el menor tiempo posible en prisión", apuntó la letrada, que posiblemente este próximo lunes presentará un recurso de reforma en el mismo juzgado antelano pidiendo la excarcelación de joven.

Mientras, la Guardia Civil continuaban ayer recabando pruebas para esclarecer las denuncias de las dos menores. De hecho, los agentes aportaron ayer un nuevo informe, lo que provocó que se suspendiera a media mañana durante más de media hora la toma de declaración del joven, que, según puso saber este periódico, insistió en repetidas ocasiones en el cuartel de Xinzo que era "inocente". Las menores residen en localidades distintas del municipio, aunque se conocen entre sí.


Tráfico de drogas


Los siete kilos de marihuana y el material para el cultivo de este tipo de droga  intervenidos en la vivienda del joven estaban ayer depositados  en el cuartel de Xinzo por orden judicial. El imputado negó inicialmente que fuera de su propiedad, pero terminó alegando, según pudo saber este periódico, que era para consumo y no para venderla al menudeo.  Al final, le imputó un delito de tráfico de drogas, según dio a conocer el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

El detenido lleva residiendo hace unos dos años, junto con su madre y otros dos hermanos, en la localidad de A Boullosa. La familia se instaló en una casa de sus antepasados, que está siendo sometida a una reforma, tras residir durante la mayor parte de las últimas décadas en Xinzo. Buena parte del  vecindario no estaba ayer al corriente de su detención ni de las denuncias de las dos menores.