EN OURENSE

Los propietarios en Ourense tendrán ayudas contra el radón

se podrán acoger a la subvención las obras que rebajen el nivel máximo permitido o las que reduzcan hasta un 50% el gas

Obreros en un edificio de nueva construcción.
Obreros en un edificio de nueva construcción.
Los propietarios en Ourense tendrán ayudas contra el radón

Los ourensanos podrán acogerse a una red de ayudas para poder reducir "de forma efectiva" el gas radón de sus viviendas –considerada la segunda causa de cáncer de pulmón del mundo–. Las ayudas son extensibles a toda Galicia, si bien la medida es especialmente sensible en la provincia, la más afectada.

El Instituto Galego de Vivenda e Solo ya ha hecho públicas las bases de las subvenciones convocadas para este 2018 dentro del Plan estatal de vivienda 2018-2021, que recogen por primera vez medidas antiradón.

La Xunta subvencionará las obras que sirvan para cumplir los parámetros establecidos por el Código Técnico de Edificación, que establece que cualquier nueva edificación u obra en viviendas ya construidas deberán contener medidas para erradicar este gas.

Teniendo en cuenta que un tercio de las viviendas de la ciudad tienen un alto nivel de radón, resulta clave que puedan optar a dichas subvenciones también las comunidades de propietarios, y no solo personas a título particular.

Las ayudas tendrán una cuantía máxima por edificio residencial o por vivienda ubicada en estos edificios de 8.000 euros por vivienda y 80 euros por metro cuadrado de superficie de local comercial.

Esta subvención irá destinada a obras que permitan rebajar en edificios o viviendas la media anual de concentración de radón a niveles inferiores a 300 becquerelios/m3, o en las que, sin alcanzarse ese nivel, se reduzca la concentración inicial en, al menos, un 50%.

Los interesados en recibir la ayuda para combatir el radón deberán presentar un acta de medición de la situación una vez finalizadas las obras, que acredite el cumplimiento de la reducción de forma efectiva de la concentración del promedio anual del radón en el interior de la casa.


DOS TIPOS DE MEDICIONES


Desde la empresa Intera, Elena González recomienda a las personas que adquieran o alquilen una vivienda que "exijan un certificado de que el inmueble es un espacio con concentraciones de radón inferiores a los 300 Bq/m3", que, según explica, deben ser expedidos por una empresa experta y con experiencia en medición y aplicación de soluciones. Además, recomienda "hacer una medición urgente mediante filtros de carbón activo", para posteriormente, en caso de positivo, se pueda aplicar la medición a largo plazo que establece la Xunta como condicionante de las ayudas.