TRIBUNALES

El próximo lunes arranca el juicio por el asesinato de Tomás Milia

Alexandre M. L. se enfrenta a peticiones de condena que van desde los 33 años de cárcel que solicitan el fiscal y el viudo, a los 49 que reclaman el hermano y los sobrinos de Milia

Alexandru Marius Luca, a la salida del juzgado de Ourense.
Alexandru Marius Luca, a la salida del juzgado de Ourense.
El próximo lunes arranca el juicio por el asesinato de Tomás Milia

La Audiencia Provincial de Ourense iniciará este lunes el juicio por la muerte del farmacéutico Tomás Milia (72 años), que tuvo lugar hace cuatro años, contra el joven rumano Alexandre M. L. acusado apuñalarlo hasta la muerte en su propia casa y de prender fuego posteriormente a la misma para borrar huellas.

En total, la sala ha reservado cuatro días para resolver si el joven es el autor del homicidio, robo, atentado e incendio. El Ministerio público lo acusa también de robar varios relojes en el domicilio y de enfrentarse a varios agentes al tratar de escapar de ellos por los que se enfrenta a penas que van de los 33 años a los 49 años de prisión.

El acusado será juzgado por la sala de magistrados y no por un tribunal popular, al enfrentarse a varios delitos que no estarían relacionados.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2013. Según mantienen las acusaciones, el acusado, que ofrecía sus servicios sexuales a través de una página web, contactó con la víctima, a la que ya conocía de haberse encontrado en otras ocasiones y fijó una cita en la que mantuvieron relaciones sexuales. .

A partir de ahí, la Fiscalía sostiene que se inició una discusión a raíz de un desacuerdo relacionado con el precio pactado, tras lo cual se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo y se lo clavó hasta en tres ocasiones "con ánimo de matarlo" y robó varios relojes, valorados en 10.400 euros.

Ya de madrugada, el acusado regresó a la vivienda, trasladó el cadáver a la bañera para borrar huellas y quemó a continuación el colchón de la habitación principal, según el Ministerio Público.

El juicio se celebrará con el joven rumano como único encausado dado que la policía descartó durante la investigación la implicación de terceras personas, como es el caso del viudo del farmacéutico, que había solicitado los trámites del divorcio, y de otras personas, con las que Milia supuestamente mantuvo relaciones.

El presunto homicida llegará a juicio representado por una letrada de oficio, después de que el abogado particular que lo había asistido renunciase a llevar el proceso.

Se enfrenta a peticiones de condena que van desde los 33 años de cárcel que solicitan el fiscal y el viudo, a los 49 que reclaman el hermano -el alcalde de Carballeda de Avia- y los sobrinos.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía pide que indemnice a los hermanos del fallecido en la cantidad de 9.500 euros y a su sobrina en la cantidad de 4.500, así como a la comunidad de vecinos del inmueble donde se produjo el crimen por los "desperfectos estructurales" provocados al edificio a causa del incendio.