AVE OURENSE

El proyecto del AVE Ourense-Vigo por Cerdedo añade nuevos retrasos

Medio Ambiente reclama más informes a Fomento para realizar la evaluación del trazado, que acumula tres años

El proyecto del AVE Ourense-Vigo por Cerdedo añade nuevos retrasos

La tramitación administrativa del proyecto de la variante del AVE Vigo-Ourense por Cerdedo continúa acumulando atrasos y a día de hoy ni siquiera hay una fecha para la aprobación de la evaluación ambiental del tramo, que es el paso previo a cualquier actuación.

En realidad, al parecer ni siquiera está toda la documentación en manos del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (Mapama). Según indicó un portavoz de dicho departamento, el proceso está lejos de finalizar y desde la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental se ha solicitado información complementaria al promotor del estudio de impacto, el Ministerio de Fomento.

"En estos momentos, estamos pendientes de la contestación, para poder proseguir con la elaboración de la resolución", explicó un portavoz del Ministerio de Medio Ambiente.

Es decir, de que Fomento presente más datos pedidos para poder realizar la evaluación ambiental: su aprobación positiva es el paso previo antes de realizar un proyecto que permita iniciar la obra, de 54 kilómetros y clave para ir desde Vigo a Ourense en 35 minutos y hasta Madrid en menos de tres horas, sin dar un rodeo por Santiago.

La evaluación lleva al menos tres años atascada y sin avanzar, desde enero de 2015. O incluso más, ya que en 2012 el ministerio decidió reiniciar todo el proceso por un cambio del trazado que afecta a cuatro kilómetros, que son los que tendrían que volver a aprobarse desde el punto de vista ambiental.

Informes vinculantes

Los últimos datan del pasado mes de julio, cuando la Consellería de Medio Ambiente remitió a Fomento los dos informes vinculantes que se le habían solicitado para poder completar la declaración de impacto ambiental del AVE por Cerdedo.

El Gobierno anunció en enero de 2015 el inicio de la evaluación ambiental, pero en realidad no ha sido así al añadirse más tarde la solicitud de informes a las administraciones competentes -Estado y Xunta- de forma que ni siquiera ahora se puede dar alguna fecha tras la reclamación de nuevos informes desde el Ministerio de Medio Ambiente a Fomento.

La nueva petición puede suponer añadir varios meses a un proceso que se alarga sin fin. En julio, la Xunta explicó que la documentación requerida no se le solicitaron hasta el 21 y el 25 de diciembre de 2016, respectivamente.

En este caso fueron sendos documentos de Augas de Galicia y la Dirección Xeral de Conservación da Natureza sobre aspectos del territorio por donde discurre el trazado, una zona de alto valor ecológico al coincidir con dos sierras.

Las indicaciones de la Administración gallega se refieren a la ubicación de un vertedero o la protección de taludes que son recomendaciones "ordinarias" en este tipo de proyectos sin añadir cautelas adicionales y en general recomendaciones que no impedirían a Fomento a redactar el proyecto definitivo, compatible con la norma de dominio público hidráulico.

Cinco km. - Cuatro años

Otra parte del trazado, cerca de Barro, le correspondió contestar a la Confederación Hidrográfica. A finales de año, el gobierno vigués señaló que dicho informe ambiental lleva cinco años en tramitación para apenas cuatro kilómetros en concreto, en tanto que sólo llevó menos de tres años el mismo documento para el canal de La Mancha entre Francia y Reino Unido.