DIVISIÓN EN EL PARTIDO SOCIALISTA

El PSOE, dividido entre el ‘no' o la abstención a Rajoy

Un tercio de la ejecutiva forzó una reunión para debatir la postura, aunque finalmente no se votó

Raúl Fernández y María Quintas, durante la ejecutiva provincial.
Raúl Fernández y María Quintas, durante la ejecutiva provincial.
El PSOE, dividido entre el ‘no' o la abstención a Rajoy

Los miembros de la Ejecutiva provincial del PSOE escenificaron su división en una reunión en la sede de los socialistas en el barrio de A Ponte, un encuentro convocado después de que un tercio de  los componentes de la ejecutiva recogiese firmas para pedir la aprobación de un acuerdo que instase al Comité Federal a decantarse por el "no" a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Sin embargo, no llegó a votarse el acuerdo.

"Según los estatutos, el único órgano que puede hacer un mandato de voto es el Comité Nacional gallego, no el provincial", explica sobre el encuentro la secretaria de Organización del PSOE en Ourense, María Quintas.

Durante el debate, al que acudieron una treintena de personas, se evidenció el cisma existente entre los más próximos a la dirección provincial, Raúl Fernández y María Quintas, y aquellos que demuestran más afinidad con los mandatarios a nivel autonómico.

Los primeros mostraron en sus intervenciones, según fuentes presentes en la reunión, cierto rechazo a participar en un debate de estas características, argumentando que solo "llevaría a aumentar la tensión", teniendo en cuenta que ningún acuerdo que se alcanzase sería vinculante. En este bando, se manifestaron militantes como Teresa Taboada o Elvira Lama.

Por su lado, los promotores de la reunión de la Ejecutiva provincial argumentaron que "no se puede permitir un gobierno corrupto", entendiendo que permitir a Mariano Rajoy conservar la presidencia  "dificultaría volver a ser alternativa", según las mismas fuentes. Apoyaron esta tesis la diputada Noela Blanco o el alcalde de Ribadavia, Ignacio Gómez.

Explican los asistentes que el encuentro se desarrolló en un tono cordial, aunque subió algo en los últimos instantes. Personas cercanas a la dirección provincial indican que, en vista de que se iba a rechazar el acuerdo propuesto, los promotores eludieron someterlo a votación; aunque otros militantes presentes apuntan que la votación se preveía "igualada" y que, al no tener competencias el Comité Provincial, Raúl Fernández "se opuso, en base a los estatutos, a votar, por lo que se levantó la sesión.