CRÓNICA

Reclusos de Pereiro contaron su experiencia a 160 escolares

Participaron en un programa escolar de Apes y la Fundación Barrié sobre el voluntariado

Parte de los escolares con profesores, monitores de los colectivos sociales y personal de la prisión.
Parte de los escolares con profesores, monitores de los colectivos sociales y personal de la prisión.
Reclusos de Pereiro contaron su experiencia a 160 escolares

La Asociación de prevención y educación social (Apes) y la Fundación Barrié clausuraron ayer su programa escolar "Engánchate al voluntariado", en el que participaron un grupo de reclusos de la cárcel de Pereiro de Aguiar. La iniciativa se desarrolló por segundo año consecutivo durante el pasado curso y abarcó a un total de 160 alumnos de diferentes centros educativos de la ciudad. Los presos acudieron a los colegios para relatar su propia experiencia como voluntarios dentro del penal y, según la coordinadora de Apes Susana Pérez, "trasmitir a los alumnos lo que les puede aportar a su vida el ser voluntarios, desde la satisfacción personal hasta incluirlo en el curriculum para buscar trabajo".

En esta última cuestión también insistió la directora de Acción Social de la Fundación Barrié, Isabel Pérez, que recordó a los alumnos que su fundación concede becas para cursar estudios en todo el mundo, pero a la hora de elegir estudiantes "no solamente cuentan las calificaciones, también está presente el voluntariado", aseguró.

Clausura

La clausura del programa se llevó a cabo en las instalaciones de Espazo Xoven, al que acudió una treintena de estudiantes de los centros Cardenal Cisneros y Divina Pastora y de la Escuela Profesional Santo Cristo, que se desplazaron arropados por varios profesores.

También estuvo presente la subdirectora de Tratamiento de la cárcel de Pereiro, Carla García, que recordó a los alumnos que el voluntariado tiene un "retorno importante para sus vidas. Hay factores de riesgo que llevan a delinquir. Los voluntarios pueden detectar esos factores y darle la vuelta para integrar en la sociedad a las personas que cometieron cualquier delito", aseguró Carla García.

En esta ocasión, el programa escolar se centró en cuatro temas que están de actualidad; el vandalismo, la prevención de los delitos de incendios forestales, el acoso escolar y la recuperación de la memoria entre personas mayores. Este último incluyó varias actividades en el Centro Cívico del Concello, en las que también participaron niños de corta edad. La presidenta de Apes, Raquel Crespo, agradeció la colaboración de presos y profesores en la iniciativa al tiempo que recordó sus inicios de voluntaria. "Fue lo mejor de mi vida", afirmó.

Al acto se sumó la dirigen de la asociación Sustinea, Cindy Martínez, que desgranó los proyectos de voluntariado que tienen en marcha, entre ellos la retirada de colillas que tiran los fumadores en las calles de la ciudad.