ROBOS

Reconoce una veintena de robos en la ciudad en solo dos meses

Miguel Estrada aceptó una pena de dos años y medio de prisión por las sustracciones entre los meses de marzo y mayo de 2012

Una de las tiendas en las que robó Miguel Estrada Sueiro.
Una de las tiendas en las que robó Miguel Estrada Sueiro.
Reconoce una veintena de robos en la ciudad en solo dos meses

El joven Miguel Estrada Sueiro, un viejo conocido de las fuerzas de seguridad por su extenso historial de antecedentes policiales, sobre todo delitos contra la propiedad, aceptó ayer una pena de dos años y medio de prisión y un día por una oleada de robos que tuvo en vilo a los empresarios de la zona centro de Ourense en los meses de marzo y mayo de 2012. En un primer momento, la fiscal reclamaba cuatro años y medio de prisión, pero le rebajó la pena en una sentencia de conformidad. Este periplo le llevó a prisión provisional durante un tiempo por su reiteración, hasta el punto en que llegó a declarar ante el juez una mañana imputado en tres robos con fuerza en oficinas y volver al calabozo por la noche por entrar el 20 de mayo en una tienda de ropa de las galerías Sol de la calle Santo Domingo.

En el listado de establecimientos comerciales, empresas y oficinas asaltadas en esos tres meses figura la sede del PP en la calle Progreso. No se llevó nada, pero provocó daños en la puerta valorados en 210 euros. 

También se atrevió con el Colegio de Abogados el 10 de mayo. Entró a través de una ventana que estaba abierta y sustrajo diversos objetos.

Pero también se atrevió con el Gadis del Ponte Vella (videojuegos),  cinco oficinas en la calle Concordia, un centro de estética o una peluquería. Cuando no encontraba dinero (en la oficina de Finca Maya en Cardenal Quevedo se apoderó de 9.000 euros), se apoderaba de prendas de  vestir, teléfonos móviles u ordenadores portátiles.

En concepto de responsabilidad civil, la representante del ministerio fiscal incluía indemnziaciones por importe de 20.400 euros.