La rehabilitación de la plaza de abastos, blindada

Unanimidad para cambiar el PERI del Casco Vello y permitir la reforma del Museo Arqueolóxico

La rehabilitación de la plaza de abastos, blindada

Blindaje a la rehabilitación de la plaza de abastos de As Burgas. Tal y como se había comprometido hace unas semanas, el PSOE dio su apoyo al gobierno municipal para sacar adelante la propuesta de compromiso de gasto que permitirá licitar el proyecto, al asegurar la financiación del total de la obra (5,5 millones) con fondos municipales en caso de que surjan problemas con la subvención que concede el Gobierno central, que sufragará un 65% de la actuación.

El expediente salió adelante con los votos en contra de Democracia Ourensana y la abstención de Ourense en Común. Gonzalo Pérez Jácome justificó su postura por estar "ante un modelo caduco", mientras Martiño Xosé Vázquez criticó los retrasos. El socialista José Ángel Vázquez Barquero explicó su apoyo para que "o proxecto non morra", criticando, no obstante, o "boicot sistemático" del actual gobierno "a aquelo que encauzamos".

Sí suscitó la unanimidad de la Corporación la aprobación definitiva de la modificación puntual del Plan de Protección y Reforma Interior del Casco Vello, una tramitación que el área de Urbanismo ha venido realizando durante los últimos meses y que permitirá desbloquear, casi dos décadas después, la reforma del Museo Arqueolóxico. La oposición espera que ahora "se doten partidas dignas" desde el Gobierno central para ejecutar los trabajos, que están presupuestados en unos 11 millones, según recordó el concejal de Urbanismo, José Cudeiro.

A la tercera, la vencida

Tres intentos después, el gobierno local consiguió incorporar al presupuesto algo más de 500.000 euros que comprometió en los convenios para ejecutar los accesos al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) y el centro intergeneracional. El PP logró el apoyo de DO, una alianza muy criticada por PSOE y OUeC, que reprocharon al alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, su poco talante negociador para subsanar los errores que habían advertido.

Además, el pleno también dio luz verde, con la abstención del PSOE, disconforme con el modelo elegido, a la adhesión del Concello de Ourense a la fundación Eduardo Blanco Amor.

Otro de los acuerdos fue fijar como días festivos no recuperables para el próximo año el 13 de febrero (martes de Entroido) y el 12 de noviembre (un día después de San Martiño, que coincide en domingo).