UNIVERSIDAD

Las residencias universitarias rozan el 100% de ocupación

La de As Burgas, con el 96% de plazas cubiertas: "Normalmente no se llenan hasta septiembre"

Residencia universitaria de As Burgas, dependiente de la UViigo.
Residencia universitaria de As Burgas, dependiente de la UViigo.
Las residencias universitarias rozan el 100% de ocupación

A un mes del inicio del curso en el Campus, las tres residencias universitarias de la ciudad rozan el 100% de ocupación. La oferta total es de 286 plazas, cifra que se incrementó en un 150% el curso pasado tras la reapertura del centro de As Burgas, con 201 habitaciones y solo cinco disponibles. La de Florentino López Cuevillas, en la praza de As Mercedes y de titularidad autonómica, hace semanas que cerró el cupo de 55 plazas. La de Santa Marina, gestionada por las religiosas Calasancias en la rúa Santo Domingo y que solo admite mujeres, tiene cinco libres, de 30 ofertadas.

"La ocupación ronda el 96%. Es el primer año que se cubren tan pronto, normalmente llegábamos hasta el mes de septiembre con plazas libres", indican desde la dirección de la residencia de As Burgas. En el desglose, un total de 70 plazas ocupadas (aproximadamente un 34%) son de alumnos del año anterior. Esta residencia es la opción de los que prefieren un alojamiento cercano al Campus.

Los precios van desde los 307 euros para un estudio individual, cantidad a la que hay que añadir 38 euros de electricidad y nueve de agua al mes, lo que hace un total de 351 euros. La Uvigo ofrece 118 becas de entre 60 y 100 euros al mes para costear los gastos, aunque estas ayudas se reparten entre todas las residencias universitarias de los Campus de Vigo, Ourense y Pontevedra.

La residencia Florentino López Cuevillas, en la plaza de las Mercedes y que durante el mes de agosto funciona como albergue, tiene la ocupación completa para el curso 2018/2019 desde hace semanas. Dispone de 55 plazas mixtas en habitaciones compartidas e individuales y el precio, de 324 euros, incluye el alojamiento y la manutención, con otros servicios como cocina, conexión a internet o limpieza de habitaciones. "Por estas fechas solemos cubrir plazas y hay lista de espera. En septiembre, con los que finalmente no cursen estudios en el Campus de Ourense, siempre hay algún movimiento ", indican desde el centro.

La Residencia Santa Marina es la última opción de residencia universitaria en la ciudad. Las plazas, un total de 30 en habitaciones individuales, son exclusivamente para universitarias. Hasta ayer, habían cubierto unas 25 habitaciones. "Se incluye manutención durante la semana. Durante los fines de semana tienen acceso a cocina", explican. El año pasado lograron cubrir 20 plazas, una cifra que ahora han superado.


Allariz, la otra opción


De las residencias universitarias que la UVigo distribuye entre sus campus, una se encuentra en la villa de Allariz, a pesar de que no se imparte ningún estudio del Campus ourensano en la villa. El complejo residencial Alcai funciona como un conjunto de apartamentos para una o dos personas, con un alquiler de 220 euros. Aunque ofrecen servicio de autobuses continuo al Campus, nadie ha solicitado plaza. "Es un modo de vida que muchos universitarios contemplan, al gustarles estar en un pueblo, pero en los últimos años hay menos solicitudes y se opta por alquilar a otra gente", dicen desde el complejo.