PROVINCIA

Roban dos iglesias y rompen la vidriera de otra en dos días

Los ladrones se apoderaron de 150 euros y objetos litúrgicos en las parroquias de Cea y Carballiño

En la iglesia de San Facundo profanaron el Sagrario (MARTIÑO PINAL).
En la iglesia de San Facundo profanaron el Sagrario (MARTIÑO PINAL).
Roban dos iglesias y rompen la vidriera de otra en dos días

Dos iglesias sufrieron sendos robos y en una tercera hubo un intento de hacerlo durante el fin de semana del 19 y 20 del mes de enero. Los ladrones accedieron al interior de la capilla de San Benito do Marañao, ubicada en un paraje natural bastante aislado y que pertenece a la parroquia de Santa Eulalia de Longos, del municipio de San Cristovo de Cea. Forzaron las tres cerraduras que tiene la puerta de la sacristía y se apoderaron de algunos objetos litúrgicos, como un cáliz, además de algo más de 100 euros que había de los donativos que hacen los feligreses.

Ocurrió en la noche del sábado o madrugada del domingo, tiempo en el que también intentaron entrar en la iglesia parroquial de San Miguel de Piteira, en el Concello de Carballiño. Los intrusos se encontraron con una puerta de seguridad que no fueron capaces de abrir, por lo que se dedicaron a lanzar piedras contra la vidriera y al interior del edificio.

Finalmente, los ladrones sí que pudieron acceder a la iglesia de San Facundo, también de San Cristovo de Cea, y lo hicieron en este caso durante la noche del domingo o madrugada del lunes. Una vez dentro profanaron el sagrario y se llevaron 40 o 50 euros del lampadario. Para ello forzaron la cerradura de la entrada principal.


El párroco


Luis Cachaldora es el párroco de las tres iglesias asaltadas por los ladrones, dos en el municipio de San Cristovo de Cea y una en Carballiño. El sacerdote, según explicaba este martes, presentó la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Carballiño, si bien, indicó que desconoce el valor de los daños materiales que ocasionaron, que corresponden a cuatro cerraduras y una vidriera. 

Aunque los robos y el intento se produjeron durante el mismo fin de semana y a una distancia no demasiado grande entre ellos, el párroco afirma que desconoce si fueron los mismos autores y espera que la Guardia Civil acabe por identificarlos. También recuerda que la capilla de San Benito do Marañao ya fue objetivo de los ladrones durante el mes de agosto del año pasado y que en la de San Miguel de Piteira entraron hace algunos años.